¿Cuánto cobran los famosos por 'tuit'?

Rafa Nadal

Te sorprenderá descubrir lo caros que salen sus 140 caracteres.

Twitter es más que una red social, es una gran plataforma donde miles de marcas, e incluso personajes famosos, hacen negocio cada día. Las empresas hace tiempo que detectaron que Twitter tiene una audiencia mucho mayor que la televisión o la radio y que, por lo tanto, invertir aquí puede salir mucho más rentable. Su estrategia: pagar por tuit en favor de la marca a personajes famosos presentes en la red social con más influencia dentro y fuera de Twitter. Famosos que muevan masas.

 

Cualquier marca buscará a un personaje que no solo tenga miles y miles de seguidores. Debe estar segura de que esos seguidores confían en la persona a la que siguen; leen los mensajes que pone, difunden sus tuits, le responden, generan debate y le son fieles. Es lo que se conoce como 'engagement'.

 

Es lo que le sobra a personajes como a Cristiano Ronaldo, el deportista mejor pagado en Twitter, según datos de 2016 de la agencia de comunicación social Opendorse. 

 

CR7, que acaba de ganar su cuarto balón de oro, es el deportista que más dinero ingresa por cada tuit publicitario que pone en su perfil (@cristiano): 260.490 euros. De hecho, también es el deportista con más seguidores en Twitter: 49,2 millones de seguidores.

 

En este ranking le siguen el jugador de la NBA Lebron James, con 123.763 euros y completaría el podio otro futbolista, el brasileño del FC Barcelona Neymar, que percibiría al rededor de los 100.00 euros por tuit, que cuenta con 26,8 millones de seguidores. 

 

El primer español que aparece es Rafa Nadal, que ingresaría 51.452 euros por cada tuit publicitario. Otros futbolistas del nivel de Sergio Agüero o James Rodríguez pueden cobrar alrededor de los 50.000 euros mientras que pilotos como Jorge Lorenzo o Marc Márquez percibirían un poco menos, entre los 20.000 y 15.000.


Pero además de deportistas, las marcas han 'enganchado' a muchas 'celebrities', 'influencers' y 'youtubers'. Términos todos muy jóvenes como las personas mismas que están detrás de los

propios términos, porque precisamente eso es lo que hoy en día está enganchando a los consumidores. Las empresas quieren gente que entienda los códigos de Twitter, gente que interactúe con sus seguidores.

 

En Estados Unidos, según datos de la firma Captiv8 publicados por The New York Times a finales de 2016, un 'influencer' o famoso que tenga entre tres y siete millones de seguidores cobra por un vídeo pactado con una marca 167.046 euros, 66.800 por una foto y 26.700 por un tuit. Aquellos que tienen entre 50.000 y 500.000 seguidores perciben 2.500 dólares por un vídeo de prescripción en YouTube, 1.000 dólares por publicar en Instagram o Snapchat y unos 400 dólares por una publicación en Twitter.

 

Obviamente no es lo mismo hablar de publicaciones en Instagram que hablar de publicaciones en Twitter, o hablar de España que de Estados Unidos, de 'influencers', de famosos, o de 'youtubers'. Los precios varían mucho dependiendo de muchas cosas. El tipo de contenido también hace variar el precio de forma notable.

 

Según la cadena de televisión estadounidense Univisión, si una marca quiere promocionarse en la cuenta de Twitter de Khloe Kardashian, la hermana menor de Kim Kardashian, tendrá que pagarle 13.000 dólares por un solo tuit. Si quiere que el tuit lo publique Paris Hilton, con 14,2 millones de seguidores, tendrá que desembolsar 80.000 dólares, y si es el anunciante quiere que sea Kim Kardashian la que lo envíe tendrá que poner encima de la mesa 200.000 dólares por un solo tuit.