CSIF Valladolid espera la recuperación de los 4.000 empleos "perdidos" en la provincia

Foto: Europa Press

Confía en que la nueva oferta de empleo público suponga "un cambio de actitud" del Gobierno y de la Junta en los próximos años.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) de Valladolid confía en que la nueva oferta de empleo público suponga "un cambio de actitud" del Gobierno y de la Junta en los próximos años.

 

Un primer "gesto" para acabar con la elevada "precariedad" y la "interinidad", que debe "garantizar" la recuperación de los 4.000 empleados públicos "perdidos" desde el inicio de la crisis en la provincia, que han llevado a los servicios públicos de Valladolid a una situación "muy difícil" por la falta del personal necesario para "garantizar" los servicios públicos de calidad que se "deben" prestar a los ciudadanos, como se está "evidenciando", con especial "preocupación", en la sanidad, según han señalado desde la central a través de un comunicado recogido por Europa Press.

 

La presidenta provincial de CSIF Valladolid, María José San Román, ha aclarado que, de momento, la oferta anunciada por el Gobierno tras el acuerdo alcanzado con los sindicatos el pasado miércoles, para la Mejora del Empleo Público, supone una "recuperación" de los servicios públicos y una "reducción" del empleo "inestable". "El objetivo es reducir la temporalidad de las administraciones públicas y mantenerla por debajo del 8% en los próximos años", ha añadido.

 

Ahora, la oferta de empleo público deberá ser negociada en todos los ámbitos y niveles administrativos, indica CSIF, que recuerda que para el acceso a la Función Pública siempre es "necesario" superar unas pruebas que están sujetas a los principios de igualdad, mérito y capacidad, y a las que puede optar cualquier persona que cumpla los requisitos que se requieren para cada una de las convocatorias (como puede ser la edad o el nivel académico).

 

EMPLEADOS PÚBLICOS

 

La presidenta provincial de CSIF Valladolid lamenta que la realidad, en este momento, es que el número de empleados públicos en la provincia ha pasado de 38.755 en enero de 2010 a 34.855 en julio de 2016, según los últimos datos del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas.

 

En ese periodo de tiempo, en Valladolid, la Administración central ha perdido 2.325 trabajadores (de 9.718 a 7.383); en la Administración autonómica hay 212 empleados menos (19.262 a 19.057); en la local 1.115 menos (de 7.119 a 5.964); o en la Universidad 198 menos (de 2.649 a 2.451).

 

En cuanto a la precariedad laboral, la provincia de Valladolid tiene en el sector sanitario un 18 por ciento de empleados interinos, principalmente por la "falta de reposición" de los trabajadores fijos que se jubilan o dejan su puesto por otros motivos.

 

SECOTRES

 

En enseñanza, de los 5.376 docentes de este curso, 840 son interinos, es decir, casi un 16 por ciento; en la administración regional un tres por ciento de los trabajadores son interinos, unos 180; y en Justicia, los interinos suman 84 en la provincia, según los datos del sindicato.

 

En el Ayuntamiento de la capital vallisoletana, la interinidad de los empleados públicos laborales se "dispara" al 50 por ciento, y en los funcionarios es del 20 por ciento, sin tener en cuenta a los bomberos y policías locales, donde no existe interinidad. En el conjunto de Castilla y León, los porcentajes de interinidad se incrementa, con un 22 por ciento en la sanidad o un 23 en docencia.

 

Según la oferta de empleo público acordada, la tasa de reposición será del cien por cien en los servicios prioritarios, considerados así Educación, Sanidad, Justicia, servicios sociales, control y lucha contra el fraude fiscal, laboral, de subvenciones públicas y en materia de Seguridad Social, prevención y extinción de incendios, políticas activas de empleo, DNI, policía local, prisiones y emergencias, entre otros.

 

CSIF valora la aceptación de la propuesta de la central de incluir, como servicios "prioritarios", los servicios de atención al público, ya que permitirán una mejora en la prestación de los servicios a la población.

 

Por último, advierte que seguirán trabajando para incluir en estos procesos de estabilidad "nuevos colectivos", porque la recuperación del empleo perdido en estos años pasa por la aplicación de la tasa de reposición del cien por cien en todas y cada una de las administraciones.