CSIF exige a las instituciones la vuelta a la jornada laboral de 35 horas para los funcionarios de Valladolid

María José San Román, presidenta del sindicato, reclama recuperar "los derechos perdidos" de unos profesionales que "han estado a la altura con compromiso y sentido de Estado".


 

La presidenta de CSIF Valladolid, María José San Román, ha instado a las administraciones provinciales y a las Cortes regionales a volver a la jornada laboral de 35 horas semanales para los empleados públicos, con una resolución en la que se pida al Gobierno central que permita esa posibilidad, impedida recientemente en alguna Comunidad.

 

María José San Román ha remarcado, a través de un comunicado recogido por Europa Press, que ha "llegado" la hora de que los casi 35.000 empleados públicos de la provincia de Valladolid, en las diferentes administraciones, "recuperen de verdad" sus derechos "perdidos" durante la crisis.

 

De ahí que incida en pedir que la vuelta a las 35 horas semanales sea una "prioridad" para el nuevo Gobierno, a instancia del resto de administraciones locales y autonómicas.

 

Además, ha recordado que el aumento de la jornada laboral fue una medida de "emergencia" y de carácter "temporal", y que tanto la Junta de Castilla y León como las Cortes se "comprometieron" a volver a la jornada de 35 horas si el PIB superaba el 2,5 por ciento, compromiso que "no" se ha cumplido debido a que se "estima" que esa decisión es competencia del Estado.

 

La presidenta provincial de CSIF Valladolid ha insistido en que la restitución de las 35 horas semanales son una medida "clave para la creación de empleo público estable y de calidad".

 

María José San Román ha afirmado que los empleados públicos "merecen" un reconocimiento al esfuerzo realizado durante estos años de crisis, y también en este último año con un Gobierno en funciones.

 

"Los empleados públicos, a pesar de ciertos ataques sufridos, han estado a la altura, y han mantenido los servicios públicos y toda la maquinaria administrativa con profesionalidad, compromiso y sentido de Estado", ha continuado la presidenta de CSIF Valladolid.

 

ESFUERZO

 

Respecto a la creación de puestos de empleo público, la responsable de CSIF Valladolid ha reiterado la "urgencia" de convocar ofertas acordes a las necesidades, para que no sigan "existiendo", como "ocurre" en Valladolid, urgencias colapsadas por la "ausencia" de personal, aulas con una ratio "elevado" en los centros educativos, o "problemas" en la gestión de la dependencia, del desempleo y de los juzgados.

 

Actualmente, en la provincia de Valladolid hay unos 7.800 empleados públicos de la administración estatal, 5.850 de la local, 2.160 de la universidad y 19.000 en la autonómica, según el sindicato.