CSIF alerta de la falta de bolsas de empleo que impiden cubrir plazas en las oficinas de Seguridad Social en Valladolid
Tribuna mini Saltar publicidad
2 file
Cyl dots mini

CSIF alerta de la falta de bolsas de empleo que impiden cubrir plazas en las oficinas de Seguridad Social en Valladolid

TGSS en la calle Boston.

La organización lamenta esta situación que afecta a ciudadanos que son "especialmente vulnerables y necesitan más ayuda de gestión social" en sus tramites de pensiones y prestaciones por jubilación, incapacidad o el Ingreso Mínimo Vital, entre otros servicios.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) de Valladolid alerta de la falta de personal, de la carencia de bolsas de empleo que impiden cubrir plazas pesa a la "tremenda" saturación que existe en las oficinas del Instituto Nacional de Seguridad Social (INSS) de Valladolid.

 

La organización lamenta esta situación que afecta a ciudadanos que son "especialmente vulnerables y necesitan más ayuda de gestión social" en sus tramites de pensiones y prestaciones por jubilación, incapacidad o el Ingreso Mínimo Vital, entre otros servicios.

 

"Se trata de administraciones de gran importancia, más ahora, cuando uno de los grandes objetivos es que la situación de crisis económica en la que estamos no derive en una crisis social. Estos funcionarios prestan un servicio imprescindible para la población", afirma CSIF a través de un comunicado remitido a Europa Press.

 

El perfil del ciudadano que se atiende presencialmente es de personas mayores, poco relacionadas con los medios telemáticos y que quieren o necesitan el trato cercano con el funcionario, resalta el sindicato independiente. En el caso de la Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS), sin llegar al colapso, también hay mucha demanda de petición de citas para cuestiones de gestión de empresas y trabajadores, como altas, bajas o cotizaciones, certificados de afiliación, estar al corriente de pago, vidas laborales, entre otras, "lo que genera numerosas quejas y malestar".

 

El número de puestos para atención directa al ciudadano en estos servicios son muy escasos para la demanda actual. "Podemos decir que son aproximadamente cuatro puestos en la oficina de la calle Sajambre, ocho puestos en la calle Boston (se atiende a dos administraciones, por lo que la demanda obliga a una mayor atención) y dos puestos en Medina del Campo", indica CSIF.

 

"No se pueden habilitar más puestos de atención directa al ciudadano debido a la escasez de funcionarios. Es un personal claramente insuficiente para el volumen de trabajo existente. Ni en TGSS ni en INSS se cubren ausencias o bajas, y no existe bolsa de trabajo. Cuando un empleado se va de vacaciones, precisa una baja médica o acude a una consulta, su trabajo es realizado por un compañero, en la medida que puede, ya que también tiene que atender su propia tarea. El problema se agrava si se trata de asuntos que dependan de una fecha o de un plazo concreto de tramitación, y esto no es posible a veces. No podemos ni estar enfermos", lamenta CSIF Valladolid.

 

En este año se han jubilado 17 empleados en estos servicios administrativos y no se han cubierto ninguna de estas plazas, denuncia CSIF. A modo de ejemplo, en la Unidad Sistema Red, ubicada en la calle Boston, había seis funcionarios trabajando, y tres de ellos se han jubilado en 2020. Asimismo, en la Subdirección de Gestión Recaudatoria se han producido 5 jubilaciones, pasando de 15 a 10 funcionarios, detallan.

 

La plantilla de personal funcionario y laboral de INSS/ TGSS, que engloba también a la Intervención y la Gerencia de Informática de la Seguridad Social, suman 274 personas y la media de edad es de 57 años, advierte CSIF, "lo que requiere una urgente y progresiva reposición y renovación de esa plantilla".