Cyl dots mini

Cruz Roja Valladolid ofrece un seguimiento telefónico para prevenir el impacto del calor en ancianos

Buscan además sensibilizar a toda la población sobre medidas sencillas a adoptar para disfrutar del verano de forma saludable.

Cruz Roja Valladolid ofrece un seguimiento telefónico para prevenir el impacto de las altas temperaturas en ancianos, así como una campaña para invitar a toda la población a adoptar sencillas conductas que permitan disfrutar del verano de forma saludable.

 

La campaña 'Yo me protejo' se puso en marcha a finales de junio, incluye la distribución de abanicos e información y sensibilización a través de las redes sociales, según ha informado la ONG a través de un comunicado remitido a Europa Press.

 

Por otra parte, durante los meses de julio y agosto, se están reforzando conocimientos sobre conductas y hábitos que contribuyen a prevenir los efectos adversos de las altas temperaturas a través de un servicio informativo telefónico atendido por voluntariado, especialmente dirigido a aproximadamente a 300 personas mayores de 80 años de la provincia con las que la Institución desarrolla su proyecto de Enré[email protected]

 

Las llamadas, realizadas por voluntariado de Cruz Roja, se efectúan desde los Centros de Contacto de Cruz Roja en Cigales, Laguna de Duero, Medina del Campo, Olmedo, Portillo, Tordesillas, Tudela de Duero y Valladolid.

 

Cada Centro de Contacto cuenta con una base de datos de estas personas en la que se almacena información sobre quienes requieren una especial atención por su situación de riesgo, enfermedad o vulnerabilidad.

 

A través de esta campaña no sólo se proporciona información básica sobre cómo afrontar las altas temperaturas evitando riesgos para la salud sino también detectar posibles casos de malestar a causa de las altas temperaturas y activar, en el caso de que sea necesario, a los servicios de emergencia.

 

Los contenidos de 'Yo me protejo' están relacionados con la hidratación, la alimentación y la prevención de riesgos en las horas en las que se registran las máximas temperaturas.

 

Así por ejemplo, se facilitan pautas como beber abundantes líquidos, refrescarse de forma continuada, usar ropa ligera y de colores claros, llevar calzado cómodo y transpirable, comer ligero (frutas, verduras y zumos) o usar abanico y sombrero.