Cruz Roja Valladolid forma a diez familias para el programa de acogimiento

Se busca cubrir las necesidades de menores bajo tutela de la Administración, pero sin que se convierta en una adopción.


 

Cruz Roja en Valladolid ha comenzado un curso, que finalizará el próximo 26 de octubre, para formar a diez nuevas familias que participan en el programa de Acogimiento Familiar. En la actualidad, en la provincia hay 28 familias que están acogiendo a 31 menores.

 

En la provincia hay niños y jóvenes que, por diversas circunstancias, se encuentran bajo la tutela de la Junta de Castilla y León y el 'Acogimiento Familiar' no preadoptivo es un programa del Sistema de Protección a la Infancia de la Gerencia de Servicios Sociales, cuyo objetivo es proporcionar a los menores una atención familiar sustitutoria o complementaria a la de sus propios padres, durante un tiempo determinado.

 

Cruz Roja colabora con la Consejería de Familia en la gestión de este programa para ofrecer a estas familias información, apoyo, asesoramiento, formación, acompañamiento y seguimiento a lo largo de todo el proceso de acogida.

 

Los menores pueden ser desde bebés hasta adolescentes y grupos de hermanos y algunos de ellos pueden presentar necesidades especiales de tipo físico, psicológico o sensorial.

 

La diversidad en edad, características y situaciones de los menores establece que el acogimiento sea también heterogéneo, es decir, hay diferentes tipos en función de la finalidad, la duración, el tipo de atención dispensado al menor, la forma jurídica según la aceptación de la familia biológica.

 

Para ser familia acogedora no importa la edad, el sexo, el estado civil o la posición socioeconómica. El tiempo de acogimiento estará determinado por las necesidades, edad y situación del menor y de su familia.

 

En estos momentos, Cruz Roja espera encontrar familias que puedan acoger a menores de tres años ya que Mónica Monge, trabajadora social del programa, ha explicado que con la modificación del sistema de protección a la infancia y a la adolescencia, "se van a primar las soluciones familiares frente a las residenciales, las estables frente a las temporales y las consensuadas frente a las impuestas".

 

Por ello, el objetivo es que al menos todos los menores de tres años puedan vivir con una familia" sin pasar por un centro de acogida". Para recibir más información sobre el programa se puede contactar en la sede de la Institución (c/ Pólvora, 6) o en el 983 13 28 56.