Cruz Roja recibe la donación de Mercadona de productos de primera necesidad

La presidenta de Cruz Roja Valladolid, Rosa Urbón, ha subrayado la contribución de la cadena para permitir el reforzamiento de la atención de las personas en riesgo de pobreza o exclusión social y que están viviendo "una situación de mayor vulnerabilidad".

La cadena de supermercados Mercadona ha donado productos de primera necesidad, como toallitas o pañales, a Cruz Roja Valladolid, dentro de la reactivación de su colaboración con entidades sociales, al hilo de lo cual ha implementado nuevas medidas que garantizan "tanto la seguridad de las personas, como el suministro de estas organizaciones".

 

La directora de Relaciones Externas de Mercadona en Valladolid, Laura del Palacio, ha destacado la intensificación de su Modelo Responsable colaborando con los bancos de alimentos y comedores sociales de Valladolid, en donde donó más de 90 toneladas de alimentos en 2019.

 

Asimismo, ha reconocido que la situación de "excepcionalidad" derivada de la pandemia de COVID-19 requiere "agilidad" en las decisiones y planteamientos, con el objetivo de "dar respuesta a las demandas de las personas más necesitadas".

 

Por su parte, la presidenta de Cruz Roja Valladolid, Rosa Urbón, ha subrayado la contribución de la cadena para permitir el reforzamiento de la atención de las personas en riesgo de pobreza o exclusión social y que están viviendo "una situación de mayor vulnerabilidad".

 

"Con esta donación de productos de primera necesidad de pañales y toallitas complementamos la ayuda que facilitamos a las familias con bebés a su cargo", ha subrayado Urbón en un comunicado remitido por Mercadona a Europa Press.

 

Mercadona colabora con más de 210 comedores sociales y 60 bancos de alimentos y otras entidades sociales de toda España y Portugal, a las que dona diariamente alimentos y participa en campañas de recogida de alimentos.

 

En 2019, la compañía donó a todos ellos un total de 9.218 toneladas de alimentos, 9.100 en España y 218 en Portugal. Igualmente, trabaja con 32 fundaciones y centros ocupacionales en la decoración de sus tiendas con murales de trencadís, elaborados por más de 1.000 personas con distintos grados de discapacidad, según las mismas fuentes.

 

Otra línea estratégica del Plan de Responsabilidad Social de Mercadona es la sostenibilidad medioambiental, para lo cual cuenta con un Sistema de Gestión Ambiental propio enfocado a "la optimización logística, la eficiencia energética y la reducción de residuos".

 

Además, trabaja en el Proyecto de Distribución Urbana Sostenible y la mejora de la calidad del aire en las ciudades mediante camiones y furgonetas propulsados por tecnologías "más limpias y eficientes".