Cruz Roja organiza desde este miércoles el curso de Socorrismo Acuático y el módulo de Primeros Auxilios

Cruz Roja en Valladolid organiza desde este miércoles, 20 de febrero, y hasta el 22 de marzo dos cursos de Socorrismo Acuático y de Primeros Auxilios.

El curso de Socorrismo Acuático se desarrollará desde mañana y hasta el 20 de marzo en horario de mañana mientras que el de Primeros Auxilios se prolongará del 22 de febrero al 8 de marzo durante los fines de semana.

 

Los cursos serán impartidos por formadores especializados adscritos al Centro Provincial de Formación de Cruz Roja y contará con 60 horas y 40 horas, respectivamente.

 

El primer curso tiene como objetivo dominar el medio acuático y el alumnado conocerá la importancia del papel del socorrista como agente de prevención de accidentes en los recintos de baños y técnicas relacionadas con el medio acuático, como rescatar a una persona  ahogada, uso de material específico en socorrismo acuático, legislación de baños.

 

Aquellas personas que superen las pruebas correspondientes y tengan asimismo aprobado el módulo de Primeros Auxilios obtendrán un diploma expedido por Cruz Roja Española que les habilita para ejercer la actividad profesional de socorristas, en piscinas y otros recintos de baños.

 

Respecto al de Primeros Auxilios, se abordarán temas relacionados con la pautas de actuación ante urgencias y emergencias, soporte vital básico, lesiones traumáticas, quemaduras, heridas o picaduras y mordeduras con el fin de que los participantes adquieran una serie de conocimientos básicos "que les permitan reaccionar de forma correcta ante una situación urgente y sepan activar el sistema público de emergencias en caso necesario".

 

En ambos cursos se insistirá especialmente en las técnicas de soporte vital básico, en particular en la actuación ante la parada cardio-respiratoria, una situación que requiere de la actuación inmediata para salvar la vida del paciente mientras llegan los servicios de emergencia.

 

Cruz Roja, co-fundadora del Consejo Español de Resucitación Cardio-Pulmonar, tiene entre sus objetivos de formación la difusión masiva de estas técnicas que, han demostrado reducir considerablemente el riesgo de muerte en los momentos iniciales.