Cruz Roja Española en Valladolid recibe una donación de 7.600 euros para la atención de personas refugiadas en Grecia

El Delegado Especial de Cruz Roja en Valladolid, José Ignacio de Luis Páez, ha recibido esta mañana de manos de la responsable de la organización de la Gala y Mercadillo Solidario Fuente Berrocal, Rocío Bustamante Sánchez-Arnedo, una donación de 7.600 euros.

 

Los días 17 y 18 de diciembre se llevaron a cabo una Gala y Mercadillo Solidario diseñado por Paloma Pola en la urbanización Fuente Berrocal con el objetivo de recaudar fondos a favor de las personas refugiadas atendidas por Cruz Roja Española en Grecia, según apuntan desde la ONG en un comunicado recogido por Europa Press.

 

La cantidad recaudada está "destinada" a la intervención en materia de salud, en concreto para financiar la compra de material médico, para la Unidad de Respuesta a Emergencias (ERU) de Cuidados Básicos de Salud que Cruz Roja Española tiene desplegada en Ritsona y Skaramagas (Grecia) para apoyar la asistencia sanitaria que la Cruz Roja Griega presta.

 

La función de esta ERU es "proporcionar" atención básica utilizando un enfoque "modular" para adaptarse a las necesidades locales y de acuerdo con los protocolos básicos de la OMS para prestar servicios básicos de atención ambulatoria.

 

Cruz Roja Española, además, continúa "trabajando" en la limpieza de infraestructuras de agua y saneamiento, desinfección de zonas comunes, reparación de drenajes, distribución de artículos de higiene, entre otras actividades.

 

ACCIONES EN ESPAÑA Y EN VALLADOLID

 

En España, Cruz Roja cuenta con 1.191 plazas de acogida en 35 provincias para estas personas solicitantes de asilo. No obstante, seguimos trabajando para ampliar nuestra red hasta las 1.700 plazas. Se han atendido a 20.309 personas solicitantes de asilo y refugio durante 2015 y los primeros 11 meses de 2016 desde los diferentes programas de inmigración y asilo.

 

Una de estas provincias es Valladolid, que ha atendido a 32 personas refugiadas de diferentes países: Siria, Irak, Líbano, Mali, El Salvador y Venezuela. El programa tiene como objetivo final la "integración" de los solicitantes de asilo en la sociedad de acogida y para ello se cuenta con una "amplia red" de trabajadores y voluntarios que participan en el programa financiado por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social. El programa consta de varias fases que cubren desde la primera acogida hasta la fase de autonomía, con una duración de 18 a 24 meses.