Cruz Roja aumenta la empleabilidad a 4.000 personas en CyL desde 2016 y logra una inserción del 35%

La entidad ha presentado los resultados de su trabajo de este programa en un acto celebrado en la sede de Cruz Roja Castilla y León en Valladolid.

Cruz Roja ha mejorado la empleabilidad de más de 4.000 personas en Castilla y León desde 2016 y ha alcanzado una inserción cercana al 35 por ciento (1.453 personas) a través del Programa Operativo de Inclusión Social y Economía Social (POISES).

 

La entidad ha presentado los resultados de su trabajo en este programa en un acto celebrado en la sede de Cruz Roja Castilla y León en Valladolid protagonizado tanto por las empresas participantes como los equipos de la entidad y las empresas colaboradoras del Plan de Empleo que lleva a cabo la organización.

 

La presidenta de Cruz Roja en Valladolid, Rosa Urbón, y la directora general de Familias, Infancia y Atención a la Diversidad de la Junta, Esperanza Vázquez, han destacado los principales resultados de este programa, que atiende a personas en situación de vulnerabilidad.

 

En concreto, desde 2016 y hasta el momento 4.092 personas (2.426 de ellas mujeres) han mejorado su empleabilidad tras pasar por el Plan de Empleo de Cruz Roja, de las cuales 1.453 han accedido a un puesto de trabajo (el 61 por ciento son mujeres) y 983 se han capacitado en acciones formativas relacionadas con el comercio, los servicios a la comunidad y a las personas y los servicios a las empresas.

 

En este contexto, Rosa Urbón considera que son resultados "positivos" con la participación de más de 4.000 personas en los distintos proyectos y un porcentaje de inserción que se "mantiene", por lo que ha valorado unos datos "positivos" y que permiten ser "moderadamente optimistas".

 

La presidenta de Cruz Roja Valladolid ha explicado que esta labor es un trabajo "continuo", que se debe afrontar "todos los años, día a día" y que es "difícil" porque se trabaja con personas alejadas del mercado laboral, que muchas veces presentan "falta de autoestima", y por ello se trabaja con un proyecto "integral", no sólo desde el punto de vista laboral, sino también se trata de ver cuáles son sus necesidades familiares y personales.

 

"Se trata de mejorar empleabilidad, que se afiancen, eleven su autoestima", ha incidido Urbón, quien además ha destacado que cada vez se tienen más empresas sensibilizadas que no sólo trabajan en la inserción sino en todas las fases, también en la orientación laboral, dado que son personas que no saben dónde dirigirse, o en algo "esencial" como la formación. "Cuando todo eso encaja se produce la inserción", ha agregado.

 

En esta línea, Rosa Urbón ha apuntado que "la palabra es dar oportunidades a estas personas, que cambian su vida, porque acceden a empleo pero también porque el empleo y la mejora de la empleabilidad en muchos casos les abre la puerta hacia la inclusión social, que es lo que pretende Cruz Roja", de manera "que el empleo no sea un artículo de lujo y esté al alcance de todas las personas".

 

"ALIADO" FUNDAMENTAL

 

Por su parte, Esperanza Vázquez ha destacado el "aliado fundamental y estratégico" que siempre ha sido Cruz Roja en políticas de lucha contra la pobreza y para inclusión social de los más desfavorecidos, en este caso con el programa POISES, pero también dentro de la Red de Protección a las Familias.

 

Vázquez ha concretado que la Consejería de Familia participa con financiación a Cruz Roja para programas de inclusión social en este ejercicio de 2,6 millones de euros, de los que 250.000 se destinan a este programa para atender a aquellas personas con más dificultades, que necesitan más motivación para el cambio, para incluirse no sólo desde el punto de vista laboral sino también social, como mujeres, inmigrantes, distintas etnias.

 

Además, ha agregado que el Plan de inserción sociolaboral de la Junta, que también tiene una duración de cuatro años y se desarrollará hasta 2020, va muy "en coherencia con este programa", ya que se trata de que esas personas con dificultades tengan las "habilidades" para entrar en el mercado laboral, que tengan un empleo, pero que logren "mantenerlo".

 

Por otro lado, ha destacado la importancia de la sensibilización de estos colectivos vulnerables y la coordinación entre todas las entidades e instituciones.

 

"Sin ánimo de ser victoriosos", ha señalado Esperanza Vázquez, se trata de ver progresos, resultados e implicación de las empresas que han supuesto "un buen grado de inserción".

 

Con la jornada en la que se han presentado los datos se trata además de dar a conocer a las personas, que se encontraban alejadas del mercado laboral por distintos motivos como edad, origen, ser mujer o haber nacido "en el lado más desfavorecido de la sociedad" y que cuenten su experiencia tras haber "plantado cara" al desempleo.

 

Junto a ellos han participado los empresarios, que crean empleo, sin cuyo compromiso y complicidad es "imposible lograr esos datos" y que representan a empresas que son "conscientes" de que el apoyar la igualdad de oportunidades en el empleo "no sólo es una cuestión de justicia social" sino además una "ventaja competitiva y oportunidad de incorporar talento distinto en sus políticas de recursos humanos".

 

También presentes los equipos del plan de empleo de Cruz Roja que hecho posible este trabajo y que el empleo deje de ser un artículo de lujo para estas personas en situación de necesidad y esté al alcance de todos.

 

PERFIL DE LOS PARTICIPANTES

 

El 30 por ciento de las personas atendidas por Cruz Roja no tiene estudios o sólo posee el título de Educación Secundaria Obligatoria (ESO) y, del total de participantes, una de cada dos personas está en desempleo y el 40 por ciento es población inactiva, lo que hace aún más difícil su camino hacia el empleo.

 

A pesar de ello, Cruz Roja ha logrado una tasa de inserción del 35 por ciento en las siete oficinas territoriales donde desarrolla programas de empleo, en los que participan más de 60 personas voluntarias y técnicas. Los recursos humanos, económicos y materiales que se han puesto al servicio de las personas son una inversión social "altamente rentable", ha señalado Cruz Roja, que ha concretado que hay un retorno de 1,4 euros por cada euro invertido.

 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: