Cruce de declaraciones en torno al nuevo aparcamiento de la Plaza Mayor

El PP asegura que "no se tiene mucho respeto" a los restos de la Iglesia de Jesús mientras el alcalde compara a Martínez Bermejo con "Indiana Jones"

El portavoz del Grupo Municipal Popular, Antonio Martínez Bermejo, ha incidido este martes en la preocupación por varios aspectos relativos a las obras de los nuevos accesos al aparcamiento subterráneo de la Plaza Mayor de Valladolid, como que "no se tiene mucho respeto" por los restos de la Iglesia de Jesús y por la ubicación muy próxima a la acera de San Francisco del "cubo de cristal" para los ascensores.

 

En declaraciones a los medios de comunicación, el edil 'popular' ha reprochado que la precipitación del alcalde, Óscar Puente, y el concejal de Urbanismo, Manuel Saravia, "no ayuda" pues quieren "hacer cosas para presentar un balance que no tienen al final de Legislatura" y por ello cree que la obra de la Plaza Mayor se aborda "deprisa y corriendo" y "en contra de los vecinos".

 

Martínez Bermejo ha señalado un aspecto preocupante por el "respeto arqueológico" y ha trasladado también los supuestos recelos de las cofradías de Semana Santa.

 

Unas preocupaciones que han tenido rápida respuesta desde la corporación municipal. El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, ha comparado al portavoz del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento con "un Indiana Jones de la arqueología castellanoleonesa" por su oposición a la obra de los nuevos accesos del aparcamiento subterráneo de la Plaza Mayor, al tiempo que ha reprochado que la oposición "no apoye absolutamente nada".

 

En declaraciones a los medios de comunicación, el regidor vallisoletano ha respondido a las críticas del Grupo Municipal Popular a este proyecto cuyas obras ya están preparadas para comenzar y ha recordado que ya "hace tiempo" que el portavoz 'popular' dijo que el Ayuntamiento no tendría permiso de la Comisión de Patrimonio para las obras, pero los hechos demuestran que no ha sido así y van a empezar ya.

 

Óscar Puente ha comenzado por comparar a Martínez Bermejo con "una especie de Indiana Jones de la arqueología castellanolonesa" por ese motivo y ha insistido en que la obra está autorizada por Patrimonio, ha asegurado que "no hay nada de valor en el subsuelo que merezca la pena conservar" y ha recalcado que con esta nueva estructuración de los accesos "va a ganar muchísimo la ciudad, la ciudadanía y el entorno".