Cyl dots mini

Croqueta y Presumida, una apuesta por la comida de calidad en el centro de Valladolid

'Croqueta y Presumida' es una franquicia ubicada en Valladolid, procedente del País Vasco. Se trata de un establecimiento especializado en croquetas que cuenta con una gran variedad.

Croqueta y Presumida es una franquicia procedente de Zarautz, Guipúzcoa. Su producto estrella son las croquetas, tanto frescas como fritas en el acto. Además, completan su carta como una alta variedad de platos cocinados y precocinados, que hacen de esta franquicia un establecimiento de alta oferta gastronómica.

 

En uno de los laterales de La Plaza de España, situada en el corazón de la ciudad de Valladolid, se encuentra la franquicia de ‘Croqueta y Presumida’ que se definen como antesanos de la croqueta que cada día cocinan con leche fresca del caserío y muchas variedades.

 

Gema y Gerardo son una pareja, que a pesar de proceder del País Vasco, llevan toda su vida en Valladolid y, hace menos de 2 años decidieron emprender con esta idea de negocio en la ciudad, al ver su buen funcionamiento en Vitoria. “Estábamos buscando algo innovador y diferente, un negocio que no hubiese sido visto antes en Valladolid para causar impacto”.

 

Cuando se decidieron a emprender el negocio, tenían dos opciones, ubicar la franquicia en un local grande, pero alejado del centro; o un pequeño establecimiento ubicado en uno de los lugares más céntricos de la ciudad. Priorizaron la ubicación al tamaño del local para, de esta manera, tener la opción de captar al mayor número de clientes posible debido al constante tránsito de personas que pasa por esa zona cada día.

 

Hace menos de dos años que abrieron la franquicia en Valladolid y, a pesar de hacerlo en plena crisis, tuvo una gran acogida por parte de los vallisoletanos ya que su oferta se presentaba como única en la ciudad. A medida que ha ido pasando el tiempo, se han ido encontrando con competidores en el sector, como son las grandes empresas dedicadas a las comidas precocinadas y congelados; sin embargo, la calidad sigue primando en los clientes a la hora de elegir el producto y gracias a ello la franquicia de ‘Croqueta y Presumida’ en Valladolid ha tenido éxito.

 

Todos los productos de la carta son caseros, enviados directamente desde Zarautz todas las mañanas a esta franquicia de Valladolid; por lo que, la materia prima es de primera calidad”, explicó Gerardo. El dueño del local realiza los pedidos dos días antes, incluyendo todas las variedades de croquetas y, además, los dueños del establecimiento pueden aportas ideas de nuevos sabores a la empresa, o hacer más hincapié en aquellos productos más demandados por su público.

 

Están en constante contacto con sus clientes, escuchando sus peticiones para poder ofertar una carta con una variedad gastronómica más adaptada a los gustos de los mismos. Además, se encuentran en constante movimiento, buscando la innovación y variedad en sus productos, e incluyen promociones cada semana con el fin de “no cansar a la gente”. 

 

La franquicia tiene de por sí una imagen muy gourmet. Habitualmente ese tipo de productos son vistos como una comida para ocasiones especiales o puntuales; por ello, los dueños pretenden promover la idea de que adquieran el producto para el día a día, comercializarlo para convertirlo en una comida cotidiana.