Critican al Ayuntamiento de Zaratán por autorizar una gasolinera cerca de un colegio

Autoriza la instalación de una estación de servicio a Diesel Services & Trucks 2.012, S.L, en el Camino de Arrieros del municipio, cerca del Colegio Violeta Monreal.

La Agrupación Independiente por Zaratán (AIZ) ha criticado a la alcaldesa de la localidad vallisoletana, Susana Suárez, por autorizar la construcción de una gasolinera en las cercanías de un colegio público.

 

En concreto, la Agrupación ha asegurado que, mediante una resolución de Alcaldía del 19 de octubre se autoriza la instalación de una estación de servicio a Diesel Services & Trucks 2.012, S.L, en el Camino de Arrieros del municipio, cerca del Colegio Violeta Monreal.

 

Según un comunicado de AIZ recogido por Europa Press, la ubicación de la nueva estación de servicio se encuentra en una parcela que se encuentra a menos de 100 metros del colegio público Violeta Monreal y 65 metros de las viviendas, cuando la distancia mínima recomendada es de 100 metros.

 

A este respecto, la formación ha recordado que el aire de las gasolineras y de sus inmediaciones está sobre todo afectado por las emisiones procedentes de la evaporación de combustibles de automoción como benceno, principalmente, pero también tolueno y monóxido de carbono.

 

INCIDENCIA EN LA SALUD

 

La Agrupación ha agregado que en la etiología de la leucemia están descritas muchas sustancias que presentan una cierta relación, pero la asociación está bien definida en el caso del benceno, desde hace muchos años considerado como una sustancia leucemógena que se encuentra presente en muchas industrias y trabajos.

 

Además, ha incidido que esta estación de servicio se situaría a menos de 350 metros de otra y en un radio de menos de 1 kilómetro, desde donde se ha autorizado la licencia, habrá tres gasolineras.

 

Por ello, consideran que desde el punto de vista medioambiental y de seguridad viaria la concesión de la licencia es completamente inadecuada al encontrarse en los aledaños una rotonda con tráfico continuo, un colegio público a menos de 100 metros con más de 250 niños con edades comprendidas entre los tres a once años, además de casas habitadas por vecinos de Zaratán a menos de 65 metros. En este punto confluye, además, la vía de principal acceso a Zaratán y la única salida que tiene el colegio (camino de Arrieros).

 

"El tráfico residual generado se sumará a los movimientos diarios de vehículos, que ya en hora punta de entrada y salida del colegio Violeta Monreal se transforman en retenciones, posibilidad de accidentes y por ende en mayor consumo de combustible y polución ambiental en la zona", ha apuntado en un comunicado recogido por Europa Press el portavoz de AIZ, José Vidal, quien ha advertido además del riesgo de explosión que conlleva el "trasiego" de combustibles de los camiones cisterna a los tanques de la gasolinera y de éstos a los vehículos.

 

El portavoz de la Agrupación ha echado de menos "sentido común" y ha calificado de "locura" poner una gasolinera tan cerca de un colegio y de las viviendas de los vecinos en un municipio sin problemas de espacio, de manera que esta autorización "ha sorprendido a todo el pueblo".