“Creo firmemente en el poder transformador de las palabras que sirven para comprender mejor quiénes fuimos, somos y seremos”
Cyl dots mini

“Creo firmemente en el poder transformador de las palabras que sirven para comprender mejor quiénes fuimos, somos y seremos”

Sanz Montaña repasa sus inicios en la escritura y explica para Tribuna Valladolid todos los detalles de su primer poemario ‘En el fondo de mis manos’.

Quizás la literatura sea uno de los aspectos que mejor se asemeja con Valladolid, y es que siempre tuvo grandes personajes que lo hicieron posible. Personajes ilustres como José Zorrilla o Miguel Delibes convirtieron a la ciudad en un gran referente de las letras. A día de hoy, escritores vallisoletanos como David Galán Redry o Lae Sánchez son grandes referentes, y junto a ellos se suma Rut Sanz Montaña. La autora, hace unos meses, sacó su primer poemario, titulado ‘En el fondo de mis manos’. Sin embargo, no es una escritora primeriza, pues ya participó en varias publicaciones colectivas como  'Parque de Atracciones' (1001 Ediciones, 2008), 'En legítima defensa', y 'Poetas en tiempos de crisis' (Bartleby Ediciones, 2014).

 

Se define como “aprendiz, observadora y lectora”. Además de escritora, es profesora de Secundaria de Lengua Castellana y Literatura. El estilo de su poemario persigue “la forma más exacta de las palabras, también en su significado”, alega. “Intento que mis textos tengan un lenguaje cuidado, también accesible; con significados que el lector puede acercar a su propio ideario de lectura y de experiencia”.

 

‘En el fondo de mis manos’  

De la mano de la editorial Páramo, Rut Sanz Montaña publicó su primer poemario. “Fue una decisión externa. La confianza en mi trabajo de los que me rodean, de amigos y profesionales decidieron que mi voz encaja”, expone. No duda en hacer hincapié en el tema principal de sus poemas: “La vida como tránsito, como experiencia (personal y colectiva), como fuente de autoconocimiento y de análisis de voces, personas y lugares”.

 

En todo momento trata de transmitir su “pequeña parcela de verdad” con su escritura. “Creo firmemente en el poder transformador de las palabras, creo que sirven para comprender mejor quiénes fuimos, somos y seremos y qué es este mundo maravilloso y extraño que habitamos a veces”.

 

Rut comenta que ha crecido con la poesía, desde los textos de tradición oral contado por sus abuelos, hasta poder ir al cine o al teatro. “Está en lo pequeño, en lo cotidiano”. Pronto descubrió su pasión por las letras y empezó a escribir, y más en su etapa universitaria. “Escoger Filología Hispánica y después continuar con Teoría de la Literatura han sido las decisiones más acertadas de mi vida desde el punto de vista formativo y también desde la perspectiva personal y social”, comenta.

 

Al inicio de algún proyecto, lo cierto es que siempre hay miedo o algunas dificultades, para Rut fue mantener su línea de creación: “Me resultó más complicado mantenerme firme en mis convicciones creadoras y lograr, a su vez, que los otros respeten mis creaciones como un fruto independiente a quién soy pero con mi esencia umbilical ahí”.

 

A pesar de haber sacado su primer poemario recientemente, Rut no es una escritora novata, pues ya apareció en otras antologías. A lo largo de su trayectoria, afirma que su lenguaje poético ha evolucionado “a partir de las lecturas”, y destaca aspectos como “la importancia consciente del silencio, de la observación, de la delicadeza, de la verdad despojada de artificio”. Si tuviera la oportunidad de decir algunas palabras a su ‘yo’ de pequeño, Rut tiene claro que le diría: “Trabaja, confía, ten paciencia”.   

 

La pulsión creadora no descansa nunca. Siempre anda una en algo. Aunque este año estoy tratando de concentrarme en disfrutar de esta publicación”, comenta, y aconseja a todos aquellos escritores que “escriba, que lea, que mire, que aprenda, que se libere de prejuicios, que se acerque, que se aleje, que ame, que sufra, que se equivoque mucho, que acierte lo justo, que construya, que destruya, que empiece, que arraigue, que siga, que pare, que vuelva, que se atreva, que sea… que viva”.