Crecen un 3,4% las visitas al Museo Nacional de Escultura

Al contabilizarse un total de 179.700 visitantes, con la muestra 'Almacén' como la que más expectación ha levantado.

Las visitas al Museo Nacional de Escultura han crecido en 2019 un 3,4 por ciento con respecto al año anterior al contabilizarse un total de 179.700 visitantes, con la muestra 'Almacén' como la que más expectación ha levantado.

 

Además, según han informado a Europa Press fuentes del Ministerio de Cultura y Deporte, la colección permanente, repartida entre el Colegio de San Gregorio, la Casa del Sol y el Palacio de Villena, ha sido, una vez más, la más concurrida.

 

Sin embargo, parte de ese ascenso se debe a la "excelente acogida" de las exposiciones temporales: 'El diablo, tal vez. El mundo de los Brueghel', clausurada en marzo; 'Almacén. El lugar de los invisibles', que terminará el próximo 19 de enero, y 'Miró.La musa blanca', cuya clausura está prevista para marzo de 2020.

 

Según han destacado las mismas fuentes, a pesar de ser indicadores significativos, el museo no sólo está interesado en exhibir altas cifras en su número de visitantes, sino en presentar las mejoras cualitativas alcanzadas en 2019, año del que puede hacerse un balance "altamente favorable", en un contexto social de "continuo cambio, limitaciones presupuestarias y necesidades culturales crecientes".

 

Las "elevadas" cifras se sustentan, además, en su amplia programación. Así, se han realizado 193 talleres escolares, casi 200 visitas comentadas y recorridos nocturnos a puerta cerrada, además de debates, ciclos de música y cine, cursos, recitales, talleres o teatro.

 

La suma de estos últimos asciende a 77 actividades desarrolladas en 390 sesiones, con un número total de 11.447 asistentes, que han disfrutado de la la música sufí o de Billie Holiday del cine de Agnès Varda, Buñuel o Dreyer, de conferencias o documentales sobre Mary Poppins, Piero della Francesca o Victor Hugo.

 

La programación asociada a las exposiciones temporales ha tenido como ejes temáticos Las artes de la tentación, Los invisibles y Miró y la música, desde Mozart hasta el jazz.

 

En 2019 se ha prestado además especial atención a la colaboración con otros países con actividades de trasferencia del conocimiento, como el 'III Foro Ibérico de Estudios Museológicos', en colaboración con Portugal, y la 'Jornada Internacional de Escultura Virreinal' en colaboración con el Instituto de Investigaciones Estéticas de la UNAM de México.

 

A ello hay que sumar el conjunto de acciones desarrolladas con motivo del Día Internacional de la Mujer, la Semana Santa (con el préstamo más de 40 obras que componen un número de pasos que salen en procesión por las calles de la ciudad) o el Día Mundial de los Museos.

 

Desde el centro se ha incidido además en la voluntad de atraer a los jóvenes, con la celebración del Día del Patrimonio con jóvenes estudiantes, o la puesta en pie del proyecto 'Museo Joven', que tuvo la sostenibilidad como leitmotiv, y estaba orientado a hacer partícipes a los jóvenes de la vida de los museos y acoger sus inquietudes sociales y culturales.

 

'UN MUSEO PARA ESCUCHAR'

 

Durante el pasado año también se ha incidido en la vinculación del museo con la música hace de este un auténtico "lugar para escuchar". Prueba de ello son los 22 conciertos y sesiones de música (con 1.855 asistentes) que en 2019 se han celebrado en su salas, así como su participación en distintas iniciativas y proyectos musicales: colaboración con centros de enseñanza; acogida de grupos invitados, como el Cuarteto Ribera, formado por intérpretes de la Orquesta Sinfónica de Castilla y León, que este año ha presentado cuatro "conciertos estacionales" y un ensayo abierto, que han puesto banda sonora a sus exposiciones temporales; o la implicación en proyectos musicales que fomentan la actuación de jóvenes músicos.

 

OBJETIVOS

 

Para 2020 el museo espera consolidar la fidelidad de su público, afianzarse en la ciudad como una institución cultural "imprescindible", reforzar su proyección internacional, abrir nuevas vías de cooperación pública y privada, ofrecer una programación rica y original y desarrollar una intensa política de captación de nuevos amigos y benefactores.

 

En suma, proseguir en su empeño "más importante", el de acercar el arte, la cultura y el patrimonio a las personas.