Cospedal compatibilizará PP y Ministerio: "No os vais a librar de mí"

María Dolores de Cospedal toma posesión de la cartera de Defensa

La nueva ministra de Defensa está dispuesta a seguir como número '2' de su partido al tiempo que asume tareas de Gobierno.

La nueva ministra de Defensa y actual secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, ha asegurado este viernes, en una charla con los periodistas tras su toma de posesión en el Ministerio, que seguirá como 'número dos' del partido tras el próximo congreso, que previsiblemente tendrá lugar el próximo año. La toma de posesión de Cospedal ha sido una de las más multitudinarias de las del nuevo Gobierno de Mariano Rajoy, ya que han asistido, entre otros, la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, y los ministros de Justicia, Hacienda, Sanidad, Interior, Fomento, Agricultura, Empleo y Energía.

 

Al ser preguntada por los periodistas si seguiría en 'Génova' antes y después del Congreso del Partido Popular, Cospedal ha respondido afirmativamente asegurando: antes y después. Y ha comentado a continuación en tono irónico a los periodistas: "No os vais a librar de mi".

 

Durante los últimos días se ha especulado acerca de cómo Mariano Rajoy iba a equilibrar el poder entre la vicepresidenta y María Dolores de Cospedal. Este jueves se conoció que Sáenz de Santamaría se mantiene como única vicepresidenta y ministra de Administraciones Públicas aunque deja de ser portavoz del Ejecutivo (tarea que asume el titular de Educación, Iñigo Méndez de Vigo).

 

Además, Sáenz de Santamaría retiene el Centro Nacional de Inteligencia y asume Administraciones Públicas para encargarse en primera persona del desafío soberanista catalán, unas competencias que refuerzan su labor en el Ejecutivo. Por su parte, Cospedal dirigirá el Ministerio de Defensa pero manteniendo el cargo de Secretaria general, que es un importante instrumento de poder interno en una legislatura en la que estará encima de la mesa la sucesión de Rajoy.

 

 

VE COMPATIBLE SER MINISTRA Y SECRETARIA GENERAL DEL PP

 

Anoche, la propia Cospedal dijo sentirse "muy honrada" al haber sido elegida ministra de Defensa y defendió que es plenamente compatible desempeñar ese puesto en el Gobierno y ser secretaria general del partido, algo que, según dijo, ha pasado "en otras ocasiones" en el PP y "en otros partidos", como ocurrió por ejemplo con el socialista José Blanco, que fue ministro de Fomento y vicesecretario general del PSOE.

 

"No tiene ningún tipo de incompatibilidad y así lo hemos apreciado y lo va a seguir siendo", afirmó Cospedal este jueves en una entrevista en 13TV, recogida por Europa Press. En su día Francisco Álvarez Cascos fue vicepresidente del Gobierno de José María Aznar y secretario general del PP, y lo mismo ocurrió con Javier Arenas, que compaginó durante un año el Ministerio de Administraciones Públicas con ese cargo en el partido.

 

El próximo Congreso Nacional del PP se tenía que haber celebrado en la primavera de 2015 (los Estatutos del PP fijan los cónclaves cada tres años) pero los procesos electorales -comicios autonómicos y municipales y después generales-- lo han ido retrasando. Aunque no hay fecha convocada, se prevé que tendrá lugar en la primavera de 2017.

 

 

COSPEDAL, SECRETARIA GENERAL DESDE 2008

 

Cospedal es secretaria general del PP desde junio de 2008, cuando Rajoy la designó como su 'número dos' en el Congreso de Valencia celebrado en junio de ese año. En ese cónclave, Rajoy revalidó su liderazgo y salió finalmente airoso a pesar de que la derrota del PP en las generales de ese año frente a José Luis Rodríguez Zapatero le generó una fuerte contestación interna e incluso Esperanza Aguirre amagó con disputarle la presidencia del partido.

 

A partir de ese momento compaginó la secretaría general del PP con la presidencia del PP manchego, un puesto que ocupaba desde 2006 después de que Rajoy la enviara a liderar el partido para desbancar a los socialistas, que gobernaban esa comunidad desde 1983 --primero José Bono y luego José María Barreda--.

 

En febrero de 2012, Rajoy la confirmó en su puesto de secretaria general del PP en el XVII Congreso Nacional que el partido celebró en Sevilla, un cónclave sosegado tras la holgada mayoría absoluta que el Partido Popular había logrado cuatro meses antes en las elecciones generales y que habían convertido a Mariano Rajoy en el sexto presidente del Gobierno de la democracia.