Cortegada deja un poco más tocado a Ponce Valladolid

Un instante de un partido anterior

El conjunto pucelano cayó derrotado en un encuentro disputado, con idas y venidas en el marcador, que terminó con una ventaja demasiado abultada (45-62).

Ponce Valladolid no vivió su mejor encuentro en la matinal de este domingo, aunque tuvo mucho que decir en el mismo, recuperando las buenas sensaciones pasado el descanso e igualando un resultado que se decantó en los primeros compases a favor de las visitantes. Un AD Cortegada que comenzó muy serio en el choque, comandado por Sara Gómez, MVP del encuentro, y Andra Vandell.

 

El acierto en el tiro exterior permitió a las gallegas marcharse con un 9-17 de parcial en el primer cuarto, mientras que las pérdidas en ataque, muchas de ellas en campo contrario, hicieron daño a Ponce Valladolid, que apenas pudo responder en este primer periodo. Los puntos llegaron a cuentagotas, errándose algunas canastas sencillas, fruto de los nervios locales.

 

El parcial mejoró entrado el segundo cuarto, hasta llegar al 18-21 esperanzador para Ponce Valladolid. La defensa fue la base desde donde se consiguió esta pequeña recuperación; mientras que en ataque, Lovett comenzaba a afinar su puntería. Pero la irregularidad volvió a hacer acto de presencia, y en un visto y no visto, Cortegada subió una marcha en defensa, apretando en la salida en campo contrario de Ponce Valladolid, y puso ventaja de nuevo en el electrónico (23-34).

 

Tras el paso por vestuarios, Ponce Valladolid salió con el objetivo de no rendirse y, aunque fuese muy complicado, pelear el choque hasta el final. Dos triples en apenas un minuto de Cecilia Aldecoa y Sam Howard, junto con un 2+1 de Sophie Diongue, pusieron la igualada 36-36 en el marcador en apenas cuatro minutos. Un 13-0 de parcial a favor de Ponce Valladolid que demuestra las capacidades competitivas de este equipo. Sin embargo, Cortegada también tenía mucho que decir, y respondió con un 0-13 de parcial de forma inmediata, para finalizar el cuarto 36-44 a su favor.

 

El último periodo fue excesivamente duro con Ponce Valladolid. Las pérdidas regresaron a escena y la superioridad ofensiva de Cortegada puso una distancia ya insalvable en los minutos finales. El resultado final (45-62) quizá sea más elevado que lo que el equipo de Chuchi Fernández merecía. Los últimos compases, ya a la desesperada, fueron el reflejo del querer y no poder. Ponce luchó, pero esta vez las cosas no salían y la derrota ya era una realidad.

 

A destacar el papel realizado por Sam Howard y Lovett, que anotaron 15 y 12 puntos, respectivamente. Las faltas penalizaron demasiado a una Alejandra de la Fuente que cogió 15 rebotes, pero no estuvo tan acertada como en otros encuentros en anotación. Cecilia Aldecoa recuperó su buen nivel en el lanzamiento exterior con 2/4 triples convertidos; mientras que Sophie Diongue y Sara Manso completaron buenos minutos. La nota negativa la protagonizó Tania González, en su debut en el primer equipo de Ponce Valladolid, tuvo que retirarse del campo dos minutos después de entrar a la cancha por un esguince de tobillo.

 

Con este resultado, Ponce Valladolid continúa en el farolillo rojo de la clasificación, aunque todavía no ha consumado el descenso matemático.