Cortan Arco de Ladrillo para que los Bomberos retiren desperfectos en un edificio tras la tormenta

La Policía Municipal de Valladolid se ha visto obligada a cerrara al tráfico el tramo de Arco de Ladrillo entre la calle Recondo y Hospital Militar, mientras han durado las tareas de los Bomberos que han retirado algunos elements peligrosos de las fachadas.

La fuerte tormenta caída en la tarde de este lunes en Valladolid ha causado algunos problemas en la ciudad. Ha sido una tromba de agua de poco más de media hora que ha anegado algunos garajes.

 

La peor parte se la ha llevado la zona del Arco de Ladrillo, que la Policía Municipal se ha visto obligada a cortar al tráfico durante los trabajos que han efectuado los bomberos en un inmueble de la calle Gabilondo, que presentaba algunas chapas con riesgo de caída, así como en la antigua fábrica de chocolates.

 

El cierre al tráfico se ha producido en el tramo de Arco de Ladrillo entre la calle Recondo y Hospital Militar.