Cortado al tráfico el túnel de Labradores, en Valladolid, hasta el jueves para realizar tareas de reparación

@PoliciaVLL

Se enmarcan los trabajos en los típicos retoques que, aprovechando la època estival, se realizan en aquellas zonas donde el tráfico habitual es muy intenso.

El túnel de Labradores de Valladolid permanece cortado al tráfico desde este martes y hasta el jueves, 29 de agosto, con motivo de las obras de reparación a las que está siendo sometido.

 

La concejal de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible, María Sánchez, enmarca los trabajos en los típicos retoques que, aprovechando la època estival, se realizan en aquellas zonas donde el tráfico habitual es muy intenso.

 

En Valladolid, hasta el primer fin de semana de septiembre el tráfico se ve considerablemente reducido, por lo que se programan este tipo de acometidas. Dentro de estas actuaciones se encuentran las correspondientes a los túneles de la ciudad.

 

Así, en este mes de agosto, se ha actuado ya en los túneles de Circular y de la Avda. de Salamanca. Además, se ha recibido aviso de Policía Municipal sobre deficiencias en los pozos y tapas en el túnel de Labradores. "Esto nos ha llevado a incluir el túnel de Labradores en las actuaciones a realizar antes del final de agosto", ha puntualizado Sánchez.

 

Los trabajos a llevar acabo en el túnel de Labradores consistirán en reparar los hundimientos y desperfectos de tres pozos, con sus correspondientes tapas. Igualmente, y, dada la necesidad del corte de tráfico, se aprovechará para proceder a la limpieza del colector existente, incluso de sus sumideros.

 

Los beneficios de la actuación se verán en que se podrán solventar las afecciones de los hundimientos de tapas y pozos al tráfico rodado que, según asevera la Policía Municipal, podría resultar peligroso. También la labor de mantenimiento de los elementos de la red de saneamiento en el túnel prepara al mismo para la época de lluvias.

 

Estos puntos bajos (de los túneles de la ciudad), tal y como precisan fuentes municipales, requieren especial atención por recoger gran cantidad de caudal en épocas de lluvia, acumular suciedad y ser normalmente puntos de difícil acceso por las interferencias con el tráfico rodado.