Contra letal

Imagen del partido de ida ante el Leganés. REAL VALLADOLID

Un gol de Beauvue en los instantes finales del partido dio la victoria al Leganés en la ida de los dieciseisavos de final de la Copa del Rey ante el Real Valladolid (1-2).

 

REAL VALLADOLID: Becerra; Moyano, Guitián, Calero, Nacho; Sulayman, Cotán (Toni, min. 81); Gianniotas, Sergio Marcos, Hervías (Óscar Plano, min. 81); Villalibre (Mata, min. 81).

 

CD LEGANÉS: Champagne; Tito, Ezequiel, Mantovani, Diego Rico; Erik Morán (Eraso, min. 46), Gumbau; El Zhar, Brasanac, Naranjo (Szymanowski, min. 61); Koné (Beauvue, min. 83).

 

GOLES: 0-1, minuto 46: Diego Rico; 1-1, minuto 52: Cotán; 1-2, minuto 88: Beauvue.

 

ÁRBITRO: Gil Manzano, asistido en las bandas por Nevado Rodríguez y Martínez Nicolás. Mostró tarjeta amarilla a los visitantes Diego Rico, Ezequiel, Brasanac y Erik Morán. Expulsó a Carlos Sánchez, entrenador de porteros del equipo pepinero.

 

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a los 1/16 de final de la Copa del Rey, disputado en el Estadio José Zorrilla ante 7.289 espectadores.

El empate a un gol no habría sido mal resultado, pero esto es fútbol y el Leganés un equipo de primera. El conjunto pepinero sacó provecho de su contra letal para deshacer la igualada en el minuto 88 de partido, hacer que al Real Valladolid se le atragantara la Copa y dejar congelado a Zorrilla, que no veía con malos ojos la 'X', después de que Cotán la devolviera tras el gol de Diego Rico nada más regresar al descanso.

 

Acercamientos locales y un centro peligroso de Gianniotas sin rematador fue el guion inicial de un partido al que el Pucela tenía ganas. Aunque la primera clara la tuvieron los pepineros, en una falta a la olla que cabeceó Diego Rico y mandó el balón muy cerca del larguero, pero por arriba.

 

El susto hizo venirse arriba al Leganés, que frenó un poco al Pucela. Pero por la banda derecha es muy difícil parar al griego, quien resultó de los más activos en el inicio. Sergio Marcos llegó forzado a contactar una pelota con la testa y el remate, en el corazón del área, no fue más allá.

 

Mientras, el Lega buscó salir rápido para dañar a los blanquivioletas. En una de esas acciones, Brasanac se quedó solo ante Becerra, pero también llegó forzado y su remate se marchó fuera. Tuvo que andarse con ojo el Real Valladolid, ya que en la siguiente jugada Naranjo, desde la izquierda, también se batió en el mano a mano con el cancerbero local. Eso sí, el intento de picadita no resultó muy positiva y la zaga alcanzó a sacarla.

 

Y es que, pese al dominio pucelano, quien realmente llevó peligro en sus acercamientos fue el conjunto pepinero. En otra, Calero despejó en el segundo palo un centro de Diego Rico que había superado a Becerra. A esa respondieron los blanqivioletas con la misma medicina, en una acción rápida. El resultado, el mismo; o peor, ya que Cotán tuvo todo a su favor para romperla desde la frontal e intentó una vaselina que ni se acercó a la portería.

 

La más clara del Real Valladolid llegó al borde del descanso, en una buena presión de Villalibre, que obligó a Champagne a despejar como pudo y la pelota le cayó a Gianniotas. El griego avanzó y, en vez de cedérsela al delantero para que la empujase, optó por hacer una picadita que no salió ni por línea de fondo.

 

El marcador no se movió en la primer parte y tardó un minuto en hacerlo en la segunda. Un fallo de Moyano y Guitián permitió a Diego Rico avanzar con el balón e internarse en el área. Para colmo, Becerra se tragó el potente lanzamiento por el primer palo y Zorrilla enmudeció.

 

Pero el Pucela respondió muy rápido, en una falta lateral lanzada por Sergio Marcos que cabeceó a la red Cotán, tras una mala salida de Champagne. El segundo acto prometía y el Lega despertó al monstruo que lleva dentro. El Zhar y Eraso, que entró en el descanso por un Erik Morán con tarjeta, dispusieron de dos buenas oportunidades, aunque ninguna finalizó entre los tres palos.

 

Si Becerra no se mostró muy seguro, Champagne le acompañó. Otra falta lateral volvió a meter en problemas a los pepineros; sobre todo después de que al portero se le cayera la pelota en los pies de un Calero que la mandó al lateral de la red.

 

Los blanquivioletas lo intentaron, pero les faltó claridad en los últimos metros. Por ello, en el minuto 81 Luis César realizó un triple cambio para dar entrada a Mata, Toni y Óscar Plano. Las cosas no salieron como el técnico esperaba y finalmente el Lega terminó imponiendo su ley de 'contra letal'. Beauvue pilló a la defensa, ganó metros con el balón en los pies y disparó duro para anotar el definitivo 1-2.

 

Aunque el Pucela apretó al final, el resultado no varió. Gianniotas gozó de dos para, al menos, rescatar el empate, pero un defensa taponó su tiro y después, en una falta, él mismo mandó el esférico por encima del larguero. Así las cosas, el equipo vallisoletano tendrá que remontar la eliminatoria en la última semana de noviembre, cuando visite Butarque.

 

Mientras tanto, casi sin tiempo para recuperarse, el Real Valladolid visitará al Reus este domingo (20:00 horas), en el partido correspondiente a la jornada 12 de LaLiga 1|2|3.