Continúan las multas para los conductores que siguen ‘colándose’ por Cánovas del Castillo

Patrullas de Policía Municipal llevan varios días dando el alto y sancionando a aquellos vehículos privados que entran en vez de rodear por la Bajada de la Libertad

El tema viene de lejos, concretamente desde finales del mes de junio cuando el Ayuntamiento de Valladolid, dentro de todos los cambios que introdujo en materia de movilidad, dejó las calles Cánovas del Castillo y Fray Luis de León tan solo para autobuses, taxis y residentes. Desde ese momento comenzó un tira y afloja entre aquellas personas que han seguido colándose por estas vías, pese a que se trata de una ilegalidad, y la propia autoridad que ya ha sancionado a varios infractores.

 

Poco tiempo después se instaló incluso una cámara en la intersección de Cánovas del Castillo y la Bajada de la Libertad para vigilar el paso de coches hacia la primera calle, pero a día de hoy, tres meses después, la conciencia todavía no ha conseguido calar entre los conductores. Y es que son muchos los que siguen pasando por donde no deben… hasta que la Policía Municipal ha decidido tomar cartas en el asunto.

 

Desde hace varios días –por lo menos este domingo y lunes- la autoridad ha enviado a varias patrullas para controlar el debido paso, y puede adivinar lo que ha ocurrido; multa para aquellos que no han conseguido explicar qué hacían pasando por ahí. Ya sabe, la única alternativa además de ser un reconocible taxi o autobús consistía en ser residente y estar yendo a un párking.

 

La propia Policía Municipal ha confirmado este lunes a TRIBUNA que eran varias personas las que ya se habían llevado ‘receta’, y la mejor demostración para ello era la libreta y el bolígrafo que sujetaba en ese momento el agente en cuestión.

 

Bien hay que decir que muchos de ellos argumentaban no saber que Cánovas del Castillo y Fray Luis de León contaban ahora con este tipo de tránsito para vehículos privados, y es que en la actualidad tan solo una señal de prohibido el paso, no demasiado visible, avisa del cambio. Lo que está claro es que la pequeña ‘pelea’, tres meses después, sigue estando presente.

Un agente de Policía Municipal da el alto este lunes a un conductor en Cánovas del Castillo. JUAN POSTIGO