Contactando con los muertos (I): Llamadas del más allá

Tener el teléfono a mano, suena y al descolgar reconocemos la voz de nuestro ser querido de toda la vida, nada extraño de no ser porque sabes que tristemente había fallecido recientemente. Llamadas desde otra dimensión.

PREVIAMENTE EN ENTRE DIMENSIONES

 

Tras dar a conocer para quienes no sabían de su existencia, el sillón del diablo en nuestro anterior reportaje como su histórico pasado, podemos anunciar que el equipo de Entre Dimensiones se encuentra estudiando el caso, recabando mas datos y contactando con personas de primera mano que tengan relación con el mismo para poder ofrecer una segunda entrega de tal reportaje con información muy personal incluyendo vivencias de primera mano.

Despertarnos cada mañana, agarrar el móvil y echar un vistazo a nuestro correo o esos grupos de Whatsapp que nos dan los buenos días pueden ser gestos cotidianos muy familiares de nuestra rutina, pero ¿Qué es un teléfono? A fin de cuentas y en términos muy básicos, un trozo de plástico con algunos cables y circuitos por dentro que se han hecho prácticamente indispensables en lo que a comunicación se refiere.

 

Transacciones, pagos, gestiones, órdenes, información…. Datos que viajan desde el sencillo cable, hasta vía satélite, pasando por otros como la fibra óptica o las ondas de radiofrecuencia, así operan nuestros teléfonos sean fijos o móviles. ¿Quién no ha recibido una llamada cuando la otra persona pensaba que habíamos llamado nosotros? ¿A quien no se le ha cruzado la línea con otra persona que no conoce de nada?

 

 

Ahora es cuando la cosa se pone interesante pues, teniendo en cuenta que los registros de supuestos espíritus se toman en soporte electromagnético como en grabadoras digitales o analógicas, como ruido de fondo, o de imagen (distorsiones) se plantea la siguiente cuestión ¿Pueden los teléfonos servir para algo mas que mantener conversaciones terrenales?¿Pueden ser soporte para registrar voces pertenecientes a otra dimensión?

 

Según estudios, encuestas y estadística, todo apunta que más del 50% de la población ha sufrido en alguna ocasión anomalías en sus comunicaciones telefónicas, distorsiones, cruces con otras líneas y otros fenómenos inexplicables. Bien es cierto que en la mayoría de casos dichas anomalías se explican fácilmente como fruto de problemas técnicos, cobertura o sencillamente interferencias con otro tipo de radiaciones y ondas que nos rodean (WiFi, radio, solares…).

 

¿Es posible que algunas sean de carácter inexplicable? ¿Qué otros seres o entidades de otra realidad o plano puedan entrometerse en dichos canales con la finalidad de intentar comunicarse con nosotros? ¿Mero resultado de la sugestión y la mente? Miles de personas aseguran haber recibido en algún momento una llamada de un ser querido que ha fallecido, incluso de alguien a quien no conocen aunque lo habitual es que haya una fuerte vinculación con el llamante. La llamada suele ser escueta, sencilla, breve, característicamente con ruidos y voces de fondo y un claro tono de voz reconocible.

 

Quien ha sido testigo personal de este fenómeno asegura que la voz suele ser idéntica a la de la persona en vida con su misma cadencia y defectos de habla. Frecuentemente aluden al tiempo, a que la comunicación es difícil y no hay mucho tiempo. Normalmente la llamada se extingue de manera súbita bien porque la voz empieza siendo muy clara y se va debilitando hasta que no se escucha o porque la persona que recibe la llamada entre en un fuerte shock emocional al reconocer la voz del fallecido y cuelgue. En otros casos sin embargo puede que la persona no conoce del fallecimiento del llamante. No sabe que está muerto y habla con el como si estuviera vivo, por lo que la conversación puede ser incluso larga, aunque en ciertos puntos, sin mucho sentido. Otras ocasiones es la persona la que llama al familiar fallecido (sin conocer de su estado) y sucede la comunicación. Lo habitual es que desde el más allá tengan un mensaje corto que repiten varias veces durante un tiempo limitado.

 

Generalmente en la mayoría de casos (mas de la mitad), este tipo de llamadas se producen transcurridas una media de 20 o 24 horas después de la muerte de la persona que llama, en un 30% de ocasiones la comunicación tuvo lugar hasta pasados 7 días. En el resto de ocasiones el lapso pudo durar hasta 2 meses de la muerte, aunque, en una mínima parte, han llegado a pasar hasta dos años desde el momento del fallecimiento. Pueden ocurrir durante ese espacio, en fechas señaladas para la persona fallecida. El propósito de estas llamadas es transmitir un mensaje de despedida, una advertencia de un peligro inminente, o cierta información vital para los que aún están con vida.

 

Por lo general, este tipo de comunicaciones telefónicas desde el más allá ocurren como resultado de que alguien haya tratado de comunicarse previa e intencionalmente con espíritus, aunque también hay casos bien documentados sobre personas escépticas que experimentaron este fenómeno.

 

A esta altura del reportaje les lanzo el siguiente dato histórico, anécdota o curiosidad para reflexión de cada cual: Thomas Alva Edison, mundialmente conocido por mejorar el teléfono. Se sabe que sus padres eran espiritistas experimentados. El propio Edison también diseñó un aparato basado en su teléfono para una comunicación con el más allá.

 

 

A pesar de que no existe explicación científicamente basada sobre las 'Llamadas del más allá' , los miles de casos sucedidos en todo el mundo denotan que se trata de un fenómeno muy real en nuestros días. En cualquier caso parece que existe un sutil vínculo entre el deseo de hablar con una persona que falleció y la llamada de esa persona. Tal como cuando pensamos en hablar con alguien, y sin motivo alguno, esa misma persona nos llama.

 

Los muertos parecen seguir esa misma lógica de cortesía. En el deseo de la comunicación subyace la fuerza para que ocurra.

 

Por lo que la próxima vez que conteste al teléfono, podría ser desde el más allá con algún mensaje importante para usted. Una semana más nos veremos navegando, como ya saben, 'Entre Dimensiones'.

 

Si has experimentado personalmente algún tipo de fenómeno relacionado con el artículo de esta semana o deseas sugerir algún tema objeto de nuestra investigación, realizar cualquier consulta o solicitar consejo ante ciertos fenómenos, no dudes en ponerte en contacto con el equipo de Entre Dimensiones enviando un correo a: entredimensiones@tribunavalladolid.com.

Comentarios

SATÁN 19/12/2017 00:06 #4
El fascismo católico ha desarrollado (o robado) tecnología de imitación de voz e idiosincrasia ( y muchas otras como el espiamiento del habla subvocal ) de millones de personas que hablan por teléfono y recogidos los datos en su proyecto Big data...Estamos todos, La estupidez de creer en el "MÁS ALLÁ" evita que los responsables de estas actuaciones y sus consecuencias puedan ser juzgadas y condenadas por este delito.
Ataulfo 27/10/2017 09:40 #3
Edison fue un sinvergüenza que le estafó a Nicolas Tesla, dejándole de pagar por algunos de sus inventos 50.000 $, el equivalente a 1.100.000 $ actuales, concretamente por rediseñar los generadores de corriente continua que fabricaba y que eran unos cacharros inútiles
Ana 29/05/2017 19:02 #2
Muy interesante el articulo A mi nunca me ha sucedido un caso asi, pero esta bien saber que existe el mas alla Como siempre, mi felicitacion Un excelente articulo
P.R. 28/05/2017 14:12 #1
En una ocasión me sucedió algo similar a lo que describe el articulo, buen reportaje.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: