Consejos de seguridad para enviar dinero internacionalmente

Sospecha cuando sea demasiado barato, confía en empresas con historial probado, asegúrate de las comisiones... te dejamos una guia para hacerlo debidamente

El envío de dinero internacional produce cierta incertidumbre, especialmente las primeras veces. Ganar el dinero requiere mucho esfuerzo y verlo desaparecer, esperando que aparezca en otro lado, no deja de ser un acto de fe.

 

En este artículo, te ofrecemos algunos consejos de seguridad para que puedas enviar dinero desde España al país de tu familia con la tranquilidad de saber que llegará correctamente.

 

1)    Sospecha cuando sea demasiado barato
Si bien es cierto que el mercado de servicios financieros ha evolucionado muchísimo gracias a internet y ahora todo es mucho más barato que hace unas décadas, los servicios de transferencia de dinero son muy atractivos para los estafadores. Si ves una tarifa con una gran diferencia respecto a todas las demás, redobla tus comprobaciones de seguridad. 

 

2)    No confíes en métodos informales
Si comentas por ahí que quieres enviar dinero, puede que aparezca el típico conocido de un conocido que se ofrezca a llevarlo aprovechando que tiene que viajar. Aunque este método pueda parecer más amable que confiar en una empresa, lo cierto es que es mucho menos seguro. En el momento que le das dinero a alguien, es difícil demostrar que debe devolvérselo a un familiar en otro país. Para ello, tendrías que hacer un contrato, pero ¿hasta qué punto sería reclamable en el país de destino ese contrato firmado en España?

 

3)    Confía en empresas con un historial probado
Es mejor confiar en una empresa con una amplia historia en el envío de remesas como Ria Money Transfer ,que hacerlo en una empresa desconocida con la que no sabemos qué pasará exactamente con nuestro dinero por ahorrarnos unos céntimos.

 

4)    Si lo haces por internet, comprueba que la web esté encriptada
A día de hoy, ninguna web seria, no ya financiera sino de ningún tipo, presenta una URL sin la S en el https. Si no ves dicha letra, la información que envíes puede ser interceptada y esto incluye tus datos bancarios o los del receptor. Una web sin encriptar, simplemente no es una opción.

 

5)    Repasa todos los datos
Muchas veces, hay problemas en las transferencias de dinero internacionales porque el que envía el dinero pone mal algún dato. En estos casos, es habitual que se pueda acabar recuperando el dinero, pero siempre lleva tiempo y, en algunos casos, conlleva el pago de alguna comisión. Para evitarlo, comprueba siempre un par de veces todos los datos del envío.

 

6)    Asegúrate siempre de las comisiones que vas a pagar
Otra de las sorpresas desagradables pueden ser las comisiones abusivas. Por eso, compruébalas siempre antes de hacer el envío. De este modo, sabrás lo que vas a pagar y podrás decidir. Si no encuentras dicha información claramente estipulada en la web o apartado de información del servicio de envío, no te fíes.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: