Conrado Íscar reclama la participación de las diputaciones para gestionar los fondos europeos
Cyl dots mini

Conrado Íscar reclama la participación de las diputaciones para gestionar los fondos europeos

El proyecto 'Provincia Educa Feliz' fomentará el aprendizaje a través de actividades en el entorno rural

El presidente de la Diputación de Valladolid advierte que son el “último tren” que tiene el medio rural para evitar su desaparición 

El presidente de la Diputación de Valladolid, Conrado Íscar, reclamó hoy al Gobierno que incorpore a las diputaciones en la gestión de los fondos europeos de reconstrucción y que “aclare las reglas de juego” a la hora de la distribución de las ayudas, dado que se trata del “último tren” que tiene el medio rural para evitar su desaparición.

 


Íscar realizó estas declaraciones durante su participación en el Club de Prensa El Mundo Castilla y León, que esta mañana celebró una nueva sesión de sus #EncuentrosDigitales bajo el titulo ‘Agroalimentación y mundo rural', foro en el también participaron la presidenta de la DO Rueda, Carmen San Martín, y el presidente de Vitartis, Pedro Ruiz Aragoneses.
Íscar, que recordó que la Diputación lleva desde noviembre trabajando en proyectos de colaboración público-privada para acceder a la ayudas, también advirtió que la Administración no está preparada para gestionar con la eficacia un montante de dinero tan elevado como el previsto por los fondos Next Generation.

 


Por su parte, Carmen San Martín también reclamó que se clarifiquen los criterios de reparto de los fondos y reclamó coherencia y cordura, “ya que estamos ante una oportunidad que no podemos perder. Ahora es el momento de sembrar para poder recoger”
En el mismo sentido se pronunció Pedro Ruiz Aragoneses, que se preguntó cómo van a llegar estos fondos a las pymes, que suponen el 90 por ciento de la actividad económica del país. Además, también puso en duda que la Administración tenga capacidad para gestionar con eficacia la cantidad “ingente” de fondos que van a llegar, y apuntó que el objetivo es que las ayudas tengan un efecto multiplicador y no se dediquen a “tapar agujeros”.

 


Por otra parte, en el debate también se analizaron los retos que debe afrontar la industria agroalimentaria y su relación con el medio rural. Así, los tres ponentes en la necesidad de que la conectividad y la llegada de la banda ancha sea una realidad en todos los pequeños pueblos. Incluso, tanto Ruiz Aragoneses como San Martín reclamaron que la conectividad llegue a los centros de producción y a todas la explotaciones, dado el peso cada vez mayor de la agricultura de precisión y geolocalizada.

 


Para el presidente de Vitartis, la industria agroalimentaria, es una seña de identidad de la provincia de Valladolid y de toda Castilla y León, así como un sector estratégico de la Comunidad, “arraigado a sus raíces y con un futuro prometedor”. En este sentido, indicó que los retos a los que se enfrenta para seguir creciendo son la digitalización, la internacionalización y la sostenibilidad.

 


Por su parte, la presidenta de la DO Rueda reclamó que el sector pierda sus complejos y sea capaz de defender en todos los mercados sus magníficos productos. Además, se mostró convencida de que el esfuerzo que han venido demostrando agricultores y empresarios “nos hará llegar llegar muy lejos”.

 


Por último, el presidente de la Diputación apostó por el asociacionismo dentro del sector y, al mismo tiempo, por la colaboración público- privada, asegurando que para mejorar el sector la Administración debe ir de la mano de los empresarios. A su vez, aseguró que el mundo rural no se entendería sin la industria agroalimentaria y subrayó las numerosas oportunidades que ofrece la provincia de Valladolid y la Comunidad. “Estamos en un momento de grandes cambios, pero también en un tiempo de grandes oportunidades que no podemos desaprovechar”, sentenció.