Conrado Íscar confía en que la licitación de las obras en el Castillo de Peñafiel se resuelva en "menos de un mes"
Tribuna mini Saltar publicidad
Banner va ciudad pro%cc%81xima 800x800 tribuna file
Cyl dots mini

Conrado Íscar confía en que la licitación de las obras en el Castillo de Peñafiel se resuelva en "menos de un mes"

Conrado Íscar y Roberto Díez en el Castillo de Peñafiel. DIP. VA

El presidente de la Diputación de Valladolid ha reconocido que las obras de restauración de la Barbacana y el Patio Norte han sufrido un "parón" por la crisis

El presidente de la Diputación de Valladolid, Conrado Íscar, ha reconocido que las obras de restauración de la Barbacana y el Patio Norte del Castillo de Peñafiel han sufrido un "parón" motivado por la crisis sanitaria de la COVID-19, pero confía en que su licitación esté resuelta "en menos de un mes".

 

Así lo ha señalado durante la presentación del proyecto de restauración del Castillo y de las obras de reparación de la cubierta del Museo Provincial del Vino que se desarrollarán mediante un convenio que se firmará en los próximo días entre la institución provincial y el Ayuntamiento de Peñafiel, representado por su alcalde en el acto, Roberto Díez.

 

Íscar ha reconocido la importancia de estas actuaciones porque suponen seguir avanzando en el proyecto del Museo Provincial de Vino que se ha convertido en el "buque insignia" de la apuesta que la Diputación hizo en 1999 por el vino como uno de los "motores económico" de la provincia.

 

El presidente de la Diputación ha recordado que no se ha dejado de intervenir en este proyecto los últimos años, actualizando sus contenidos, y optando al 1,5 por ciento cultural del Ministerio de Fomento para permitir seguir recuperando nuevas zonas del castillo o ejecutando nuevas obras, como el cambio de la cubierta, "que facilitará aún más las visitas". "Estamos, sin duda, ante un proyecto de institución y un proyecto de provincia, que ha servido para dinamizar el enoturismo en toda la provincia de Valladolid, hasta el punto de convertirnos en un referente nacional en esta materia", ha añadido.

 

En este punto, ha reiterado que la Diputación de Valladolid va a seguir apostando por el turismo como un elemento dinamizador "esencial" en la economía de la provincia de Valladolid. "Con la cultura del vino como cabeza tractora de otras opciones de turismo de las que Peñafiel y su comarca son un ejemplo: la cultura, la historia, a la gastronomía y también el turismo de naturaleza, que es nicho pendiente de explotar en la provincia de Valladolid".

 

Además, ha insistido en que la nueva realidad a la que se enfrenta la sociedad está favoreciendo que los viajeros busquen evitar grandes aglomeraciones y nuevas formas de ocio turístico, más vinculadas a una forma más sostenible de viajar, que ofrece el tiempo necesario para vivir un turismo de experiencias. "Un turismo que apuesta por la calidad, por el disfrute y por conectar con las personas, la cultura, la gastronomía y el medio ambiente. Y es ahí donde la provincia de Valladolid somos un destino tremendamente atractivo, por lo que vamos a seguir incidiendo en esta línea de actuación", ha explicado.

 

Por último, ha recordado que el Plan de Choque de la Diputación de Valladolid incluye "importantes" actuaciones relacionadas con el turismo y, precisamente hoy, en la Comisión correspondiente, se ha dado el visto bueno a las convocatorias de los programas '1500 noches 1500 sueños' y 'Déjate sorprender por la provincia de Valladolid'. "El primero, para incrementar las pernoctaciones de viajeros en la provincia, y el segundo para fomentar la realización de paquetes turísticos por parte de las agencias de viajes", ha explicado.

 

El alcalde de la localidad, Roberto Díez, ha recordado que tanto el Castillo como el Museo del Vino son un "referente" a nivel turístico y "ejemplo de puesta en valor" para la dinamización económica de las zonas rurales, algo "palpable" desde que se puso en marcha.

 

PROYECTO INTEGRAL

 

El proyecto de recuperación de la Barbacana y del Patio Norte ha sido realizado por el arquitecto Fernando Cobos. Se trata, en primer lugar, de restaurar la Barbacana perimetral del castillo, actualmente colmatada de sedimentos y con patologías puntuales graves, como desplomes y descalces en su barrera y muro interior, lo que posibilitará, según ha declarado, dos recorridos circulares lineales que no obligará a volver sobre lo andado a los visitantes, lo que, en tiempos de la COVID-19 hace que sea "más seguro".

 

Por lo que se refiere al Patio Norte, el objetivo es recuperar los adarves que conducen al Patio Sur, así como restaurar las degradaciones y disfunciones de uso de las naves subterráneas y el aljibe.

 

Toda esta actuación tiene un presupuesto de ejecución de 1.614.438,29 euros, financiados en dos anualidades, y con el apoyo del 1,5% cultural del Ministerio de Fomento, que aporta 841.444,22 euros, lo que supone más del 52,12 %.

 

La Diputación de Valladolid aporta 545.371,10 euros (33,78%) y el ayuntamiento de peñafiel los 227.622,97 euros restantes (14,10%). El plazo de ejecución de la obra es de 18 meses. Además, el ayuntamiento de Peñafiel se compromete a ceder a la Diputación de Valladolid, de forma gratuita, el Castillo de Peñafiel para Museo del Vino durante un plazo de 50 años.

 

Tras la restauración de estas dos zonas se prevé su puesta en valor abriéndolas a las visitas del público en general, lo que permitirá ampliar y conectar todas las zonas visitables de la fortaleza y, de esta manera facilitar su correcta comprensión.

 

Por lo que se refiere al cambio de la cubierta del Museo Provincial de Vino, el proyecto ha sido elaborado por la arquitecta Aránzazu Espinosa y el importe de la actuación es de 80.516,73 euros, financiados íntegramente por la Diputación de Valladolid. En este caso, el plazo de ejecución es de dos meses.

 

CARRETERA DE MÉLIDA

 

Por otro lado, el presidente de la Diputación ha anunciado la inminente actuación en la carretera VP-2006 que une Peñafiel con Mélida para solucionar los problemas generados por los importantes daños estructurales en uno de los estribos de un pequeño puente.

 

A este respecto, Conrado Íscar ha señalado que la pasada semana técnicos del servicio de carreteras de la Diputación de Valladolid estuvieron visitando la zona y han decidido actuar desviando la carretera a un camino situado a solo 10 metros del puente, logrando así evitar ese paso y aportando una solución que, además de mejorar el tránsito, facilitará el servicio y el acceso de los agricultores de la zona.

 

 

Noticias relacionadas