Conducimos el nuevo Renault Captur híbrido enchufable

La última versión del SUV urbano francés supone el inicio de una nueva estrategia de electrificación por parte de la firma del rombo, que contempla lanzar 8 modelos 100% eléctricos y 12 modelos electrificados (híbridos e híbridos enchufables) de aquí a 2022.

Renault accede al mundo de los híbridos enchufables con dos nuevos modelos; el Captur que es objeto de esta prueba, y el Mégane Sport Tourer. El Captur, que es el modelo que nos ocupa, es una opción muy interesante si estás valorando la posibilidad de adquirir un SUV de este tamaño con etiqueta Cero emisiones, pero sin las limitaciones que hoy por hoy tiene un vehículo 100% eléctrico. Su avanzado sistema de propulsión nos da la opción de desplazarnos en modo totalmente eléctrico con una autonomía que puede ser más que suficiente en muchos casos.

 

Su sistema de propulsión híbrido enchufable, que comercialmente se denomina E-TECH Plug-in y que se presentó por primera vez en el concept-car EOLAB en 2014, utiliza un motor de gasolina atmosférico de 1,6 litros de nueva generación y dos motores eléctricos de alta tensión; uno principal más potente, y otro de tipo HSG (High-Voltage Starter Generator) que puede hacer las veces de generador o de motor de arranque. La asociación de los dos motores eléctricos con el motor térmico y una innovadora caja de velocidades sin embrague, admite hasta 15 combinaciones de funcionamiento que el sistema E-TECH elige de forma automática según la situación para optimizar al máximo las emisiones y garantizar el agrado de conducción.

 

La ausencia de embrague permite a este Captur electrificado iniciar siempre la marcha en modo 100% eléctrico, sin recurrir al motor térmico. Esto supone un ahorro de combustible y proporciona un arranque especialmente reactivo al aprovechar la ventaja de los motores eléctricos en cuanto a su capacidad para entregar el par de forma inmediata.

 

HASTA 65 KILÓMETROS DE AUTONOMÍA EN MODO 100% ELÉCTRICO

 

Su sistema de propulsión híbrido de 160 CV y su batería de gran capacidad (9,8 kWh y 400V con un peso limitado de 105 kg) ofrecen una autonomía que permite circular 50 kilómetros en modalidad totalmente eléctrica hasta a 135 km/h en utilización mixta y hasta 65 kilómetros en utilización urbana. De este modo, puede funcionar en modo eléctrico sin consumir carburante en los trayectos diarios. Con el fin de maximizar la autonomía en modo eléctrico, la batería se recarga por conexión (entre 3 y 5 horas según el tipo de toma, incluida la doméstica). Cuando la batería está descargada, funciona como un vehículo híbrido convencional con todas las ventajas de esta motorización como el arranque sistemático en modo eléctrico y un consumo reducido (En ciclo mixto, consume 1,4 L/100 km y emite alrededor de 32 gramos de CO2/km ).

 

En su interior destacan las dos pantallas más grandes de la categoría: el cuadro de instrumentos digital de 10,2 pulgadas y la pantalla multimedia 9,3 pulgadas con sistema Renault EASY LINK. Estas dos pantallas facilitan el seguimiento de los modos de conducción activados. Así pues, es posible ver, en la pantalla del cuadro de instrumentos, la autonomía en modo eléctrico, los intercambios de flujos y la recuperación de energía, el tiempo de recarga necesario y el nivel de carga actual de la batería. Ofrecen la mejor resolución de la categoría y un diseño de toda la interfaz muy moderno y agradable.

 

Por último, Renault ofrece una aplicación, denominada 'MY Renault', que dispone de funciones específicas para la motorización E-TECH Híbrido Enchufable. Por ejemplo, podemos visualizar el estado de la batería o programar la recarga a distancia.

 

El nuevo Renault Captur E-TECH Plug-in ya está disponible en las concesiones oficiales de Renault Arroyo, Valladolid Automóvil y VASA. El modelo de acceso se puede adquirir desde 27.970 euros.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: