Condenados en Valladolid los dos estafadores que financiaron tres coches, dejaron de pagar y los vendieron
Tribuna mini Saltar publicidad
2 file
Cyl dots mini

Condenados en Valladolid los dos estafadores que financiaron tres coches, dejaron de pagar y los vendieron

EUROPA PRESS

En concepto de responsabilidad civil ambos se han comprometido a indemnizar, de forma conjunta y solidaria, a las entidades perjudicadas

La Audiencia de Valladolid ha impuesto una pena de dos años de cárcel a cada uno de los dos varones, H.G.M. y R.C.C, que financiaron la compra de tres vehículos mediante la presentación de nóminas falsas y que luego, además de dejar de pagar las cuotas, vendieron los turismos a terceras personas.

 

Ambos estafadores se enfrentaban a una posible condena de cuatro años de prisión, de ahí que sus defensas sellaran un acuerdo antes del juicio, previsto para este martes y el miércoles, consistente en los dos años de prisión citados y el pago de una multa de 1.084 euros como autores de un delito continuado de falsedad documental en concurso medial con otro continuado de estafa, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas.

 

Además, en concepto de responsabilidad civil, ambos se han comprometido a indemnizar, de forma conjunta y solidaria, a las entidades perjudicadas, Sabadell Consumer Finance, Mercedes Benz Financial Services España y Volkswagen Finance Service, con 12.700, 8.358 y 3.298 euros, respectivamente.

 

La sentencia, anunciada 'in voce' por el presidente de la Sección Cuarta de lo Penal de la Audiencia de Valladolid y que ya es firme, considera probado que los dos procesados, puestos de común acuerdo, decidieron adquirir vehículos de diversas marcas en concesionarios de la capital mediante la solicitud de préstamos financiados que luego no abonarían, con la pretensión luego de vender los turismos.

 

A tal efecto, valiéndose de una nómina a nombre de R.C.C, quien había trabajado para Campsa, alteraron el importe de la misma de modo que pareciera que el sueldo que percibía era de 2.167 euros mensuales, en lugar de los 450 que recibía realmente. También presentaron un certificado de titularidad de una cuenta bancaria a nombre del citado acusado, quien figuraba como comprador.

 

Así, ambos se personaron con esta documentación en el establecimiento del vendedor, escogían el coche y, simulando una solvencia, conseguían la entrega del vehículo, sin pagar luego los recibos mensuales que giraban las financieras.

 

De este modo, entre los días 28 de junio y el 4 de julio de 2019, obtuvieron la entrega de un Ford Fiesta en el concesionario de esta marca en la Avenida de Gijón, tras obtener financiación del Banco Sabadell Consumer por 12.700 euros; de un Volkswagen Polo en Seat Ocasión sito en la Avenida de Burgos, para el que lograron 13.400 euros de la financiera de esta mercantil, así como de un Mercedes clase AM en el concesionario de la marca, también en la Avenida de Burgos, tras lograr 23.976 euros de financiación.

 

Este último turismo fue recuperado el 8 de noviembre de ese mismo año y entregado a su propietario, mientras que el Ford Fiesta se encuentra en Bélgica y no ha podido ser recuperado.