Condenados dos jóvenes a dos años de cárcel por robar en naves agrícolas de Rioseco

Los dos condenados, en el banquillo de la Audiencia de Valladolid. E.P.

El tercer encausado no compareció por encontrarse detenido por violencia de género en Coslada (Madrid).

Dos años de cárcel, en lugar de los cuatro años y medio iniciales, y la más que problabe suspensión de la ejecución de la condena son las penas aceptadas por los jóvenes de origen rumano George A.L. y Critian D.B. tras reconocerse autores de tres robos en naves agrícolas de Medina de Rioseco cometidos en diciembre de 2016.

 

Los dos encausados por estos hechos han sellado este miércoles un acuerdo con el fiscal -han sido condenados por delito continuado de robo con fuerza en las cosas- que ha hecho innecesaria la celebración del juicio previsto en la Audiencia de Valladolid, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas.

 

La particularidad del caso es que tenían que haber compartido banquillo con otro presunto implicado, Marius D.A, también rumano, aunque éste no ha llegado a comparecer debido a que, como así ha conocido el tribunal este miércoles, se encontraba a esa hora detenido en Coslada (Madrid) como autor de un presunto delito de violencia de género sobre su pareja.

 

Ante tal circunstancia, los dos primeros acusados se han conformado con dos años de prisión, que posiblemente no serán ejecutados debido a que carecen de antecedentes penales, mientras que al acusado no compareciente se le ofrecerá el mismo acuerdo, que podría firmar por exhorto desde Coslada, sin necesidad de celebrar vista oral, y en caso de no aceptarlo sería juzgado por los mismos hechos el próximo día 11 de febrero.

 

En el supuesto de aceptar los dos años de cárcel ofrecidos, Marius D.A. sí tendría que entrar en prisión para el cumplimiento de la pena ya que cuenta con antecedentes penales.

 

Los tres fueron detenidos en Coslada, donde residían, a primera hora de la mañana del día 2 de diciembre de 2016, tras ser seguidos desde Medina de Rioseco por la Guardia Civil desde que salieron en la tarde del día anterior.

 

Sin bien los agentes llegaron a perderles de vista, el dispositivo montado a posteriori permitió la interceptación del turismo en el que viajaban cuatro personas -la cuarta se encuentra hoy en paradero desconocido- a las que incautaron el material de procedencia ilícita que más tarde fue devuelto a sus propietarios.

 

Los ocupantes del vehículo habían entrado la tarde anterior en tres naves agrícolas de Medina de Rioseco, dos primeras donde, tras forzar las cerraduras, se apoderaron de material de navegación vía GPS de varios tractores por valor de más de 30.000 euros y de otros efectos.

 

Esa misma tarde se dirigieron a otra nave entre Rioseco y Villanueva de San Mancio donde, también una vez quebrantada la cerradura, se apropiaron de un taladro, un juego de llaves de carraca y una soldadora que han sido tasados en 650 euros.