Condenado a cinco años y ocho meses de prisión por atracar a un estanquero y propinarle un martillazo en la cabeza

El Juzgado impone a la esposa del condenado una multa por simulación de delito

El Juzgado de lo Penal número 4 de Valladolid ha condenado a cinco años y ocho meses de cárcel al acusado de atracar a un estanquero de la capital al que robaron 85.000 euros de la recaudación tras recibir un martillazo en la cabeza, mientras que a la esposa del primero se le impone una multa de cinco días diarios durante seis meses por un delito de simulación de delito.

 

Al acusado, M.H.D, se le condena por un delito de robo con violencia y se le impone una pena de tres años y siete meses, así como por otro de lesiones con instrumento peligroso por el que se le impone otra pena de dos años y un mes, según consta en el fallo consultado por Europa Press.

 

En concepto de responsabilidad civil, el Juzgado ha condenado a M.H.D. a indemnizar a la víctima con 5.173,74 euros por los días en que tardó en curar de sus lesiones más otros 7.293,57 por las secuelas padecidas. Asimismo, le indemnizará con el importe del dinero sustraído.

 

También ha sido condenada la mujer de M.H.D, J.G, por un delito de simulación de delito, por lo que se le impone una multa de seis meses con cuota diaria de cinco euros.

 

Los hechos ocurrieron el 24 de abril de 2018, sobre las 14.00 horas en la plaza Doctor Quemada, junto al paseo de Zorrilla, lugar en el que la víctima de 52 años y estanquero de profesión se dirigía a una sucursal bancaria para ingresar la recaudación de las máquinas de tabaco de varios establecimientos hosteleros de la zona.

 

En ese momento fue abordado por dos individuos que le golpearon con un objeto contundente en la cabeza, al parecer un martillo de grandes dimensiones para sustraerle las bolsas en las que portaba el dinero y del que sólo se han recuperado 22.000 euros. Posteriormente, los presuntos autores huyeron del lugar en un vehículo de color rojo que se encontraba estacionado en una calle colindante.

 

DENUNCIA FALSA POR EL ROBO DEL COCHE

 

El turismo utilizado en el robo, un Citroën ZX de color rojo, propiedad de J.G, fue localizado completamente calcinado en un camino próximo a la carretera de Renedo.

 

La propietaria del vehículo había denunciado el robo del mismo para, según las pesquisas policiales, eludir cualquier responsabilidad en el robo ante el temor de que algún testigo pudiera reconocer el turismo como partícipe en los hechos.

 

A causa de los golpes recibidos, la víctima sufrió herida inciso-contusa en zona media frontal, contusión en mano izquierda, precisando para su curación, de una primera asistencia en urgencias hospitalaria donde se le realizó sutura por planos de la herida frontal (tratamiento objetivamente necesario) pautándole analgésicos, antibióticos, frío local, observación y revisión en atención primaria.

 

Los puntos le fueron retirados en centro ambulatorio siendo revisado en Atención Primaria donde se le pautaron ansiolíticos y tratamiento psicológico. Tardó en curar 99 días, en los que estuvo impedido para sus ocupaciones habituales y quedándole como secuelas estrés postraumático leve y cicatriz de seis centímetros en región frontal izquierda, visible, según subraya la sentencia.

 

Esta sentencia no es firme y contra la misma cabe interponer ante este Juzgado recurso de apelación para la Audiencia Provincial en el plazo de diez días.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: