Condena de once años de cárcel para el hombre que intentó matar a sartenazos a su mujer

El hombre durante el juicio celebrado en Ourense

La atacó por detrás para propinarle múltiples golpes hasta creer que había muerto. 

La Audiencia de Ourense ha condenado a once años de cárcel a un hombre de nacionalidad portuguesa que en las Navidades de 2017 golpeó a su mujer en la cabeza contra los muebles de la cocina y posteriormente la emprendió a sartenazos con ella propiándole múltiples golpes hasta creer incluso que estaba muerta, tal y como recoge el diario La Región. 

 

En aquellas fechas, la mujer se encontraba en la cocina cuando J.O.A. la agarró por los pelos, le golpeó en la frente contra el fregadero y, a continuación, le golpeó la cara con una sartén "al tiempo que le decía que la iba a matar" y que ese día "era su fin".

 

La pareja llevaba cerca de 40 años casados y en Portugal había denunciado varias veces malos tratos, aunque después retiraba la denuncia y lo perdonaba.

 

Durante el juicio el forense ha valorado que "fue la conjunción de tres factores lo que hizo que la víctima sobreviviese": la masa del objeto empleado, el hecho de que la víctima padece una patología, solo visible en radiografías, que hace que su hueso frontal tenga el doble de tamaño de lo normal y el esfuerzo que la mujer hizo por defenderse. De hecho "se han identificado, al menos, ocho focos traumáticos en la cabeza" pero que pudo haber más "porque no todos los golpes dejan señales".

 

En este contexto, el forense también ha calificado de "altamente improbable" la posibilidad de una caída accidental de la víctima, según relató el acusado, por "la presencia de tres heridas inciso contusas en el mismo sitio".

 

La Fiscalía pedía 13 años de cárcel para él mientras que la acusación particular reclamaba 18. Durante las conclusiones del juicio, el acusado de un delito de intento de homicidio hizo uso de su derecho a la última palabra para desearle "que sea feliz hasta la muerte".