Concluyen las obras de restauración fluvial del río Zapardiel a su paso por Tordesillas y Lomoviejo

Río Zapardiel a su paso por Tordesillas. CHD

Se ha recuperado la naturalidad y funcionalidad de este río que ha sido reconectado al antiguo cauce.

La Confederación Hidrográfica del Duero ha culminado las obras de restauración fluvial del tramo del río Zapardiel a su paso por las localidades de Lomoviejo y Tordesillas, con una inversión total de 78.085,76 euros.

 

Según ha informado la CHD a través de un comunicado recogido por Europa Press, estos trabajos, enmarcados en el proyecto Life Duero, se han ejecutado en un plazo de tres meses sobre cuatro kilómetros de cauce para recuperar la naturalidad y funcionalidad de este río que ha sido reconectado al antiguo cauce.

 

En estas obras se ha actuado sobre las barreras existentes, a través de la eliminación de motas para la mejora de la conectividad lateral del río. "De esta forma, se ha permitido que éste pueda discurrir por antiguos brazos abandonados, y eventualmente ocupar los terrenos adyacentes, recuperando el ecosistema natural característico de estos espacios fluviales de meseta", han precisado desde la CHD. Además, esta actuación permitirá que en momentos de crecida se pueda desbordar el río en los terrenos ocupados por las vegas tradicionales inundables, "laminando así su caudal y disminuyendo la fuerza y capacidad de producir daños en episodios de avenidas".

 

Desde la CHD han recordado que este proyecto Life contempla además la restauración y mejora de la conectividad fluvial de los ríos Arevalillo y Trabancos, con una inversión prevista de más de tres millones de euros, y han explicado que la experiencia desarrollada en el río Zapardiel permitirá exportar, "con mayores garantías", soluciones y  alternativas a estos otros tramos con características y presiones similares.

 

"El río Zapardiel se considera una masa de agua muy modificada, debido fundamentalmente al grado de alteración de su cauce, fruto de las obras de dragado y construcción de motas laterales realizadas en las últimas décadas", han indicado las mismas fuentes que añaden que esas intervenciones le han convertido en algo más parecido a un canal artificial que a un río natural.

 

El proyecto Life Duero, que desarrolla el Plan Hidrológico de Cuenca en la zona centro-sur (río Trabancos, Zapardiel y Arevalillo), está enfocado en resolver problemas como el mal estado de las masas de agua, la contaminación difusa y vertidos residuales, la sobreexplotación de aguas subterráneas, la restauración de ríos y humedales, la pérdida de biodiversidad y el riesgo de inundaciones y sequías. Todo ello, bajo la variable del cambio climático.

 

El coordinador es la Confederación Hidrográfica del Duero, y los beneficiarios asociados, la Junta de Castilla y León, la Fundación Patrimonio Natural de Castilla y León, la Sociedad Pública de Infraestructuras y Medio Ambiente de Castilla y León y la Diputación Provincial de Ávila.