Concierto multitudinario de Raphael en Madrid; Puente pide “coherencia y homogeneidad”
Cyl dots mini

Concierto multitudinario de Raphael en Madrid; Puente pide “coherencia y homogeneidad”

Óscar Puente, alcalde de Valladolid. JUAN POSTIGO

El alcalde de Valladolid no entiende que haya estadios vacíos como el de la ciudad, con capacidad para casi 30.000 personas, y espacios en los que se juntan “más de 5.500”

A todos ojos incomprensible, al menos según el alcalde de Valladolid, Óscar Puente. El primer edil fue preguntado este lunes por una de las imágenes del fin de semana, el concierto de Raphael en el Wizink Center de Madrid, en el que se congregaron más de 5.000 personas, pese a que la organización asegura que se cumplen todas las exigencias legales –una cuarta parte del aforo- y se llevaron a la práctica las precauciones sanitarias de distancias y mascarillas.

 

“Simplemente me hago la pregunta que se hace cualquier ciudadano, hay cosas difíciles de entender”, arrancó Puente. “La coherencia y cierta homogeneidad ayudan a que la población entienda y cumpla. Aquí en septiembre, con indicios de contagio inferiores a la ciudad de Madrid, no pudimos hacer conciertos de 75 personas en patios en los que cabían mil. ¿Cómo entender esto con las imágenes que hemos visto del concierto del Wizink? No digo que no esté bien, digo que si lo está hay algo que falla”, puso sobre la mesa.

 

“En un estadio de fútbol en el que caben 25.000 personas, al aire libre, no pueda entrar nadie y que en un espacio cerrado entren 5.500… es difícil de entender. Habrá quien diga que si los espectadores fueran a un estadio de fútbol, por ejemplo 10.000, un tercio de la capacidad del estadio del Real Valladolid, dirán que la gente se relaciona fuera. Pero es que es lo mismo que para el Wizink. Puede que allí estén ordenados y guardando las distancia, pero a la salida y entrada habrá interacciones. Si esas explicaciones valen para un lado, ¿por qué no para el otro?”, se cuestionó el alcalde, quien se justificó acto seguido.

 

“El ciudadano se hace esa pregunta. Las autoridades locales somos unos mandados, hacemos lo que se nos dice, pero no sabemos cómo justificar esto a los ciudadanos”.