¿Cómo será el inicio del curso en la Universidad de Valladolid? Te contamos todas las medidas previstas
Tribuna mini Saltar publicidad
Banner va ciudad pro%cc%81xima 800x800 tribuna file
Cyl dots mini

¿Cómo será el inicio del curso en la Universidad de Valladolid? Te contamos todas las medidas previstas

Imagen de un aula durante las pruebas de la EBAU en la UVa. TRIBUNA

Se apostará por una docencia presencial, aunque no se descarta que pueda ser "bimodal" con alumnos en clase y otros conectados por videoconferencia.

¿Cómo será el inicio del curso en la Universidad de Valladolid? ¿Presencial? ¿A distancia? A día de hoy prácticamente es imposible responder a estas preguntas. Pero el Consejo de Gobierno de la Universidad de Valladolid lo tiene claro: están preparados para cualquier eventualidad y para que el curso - sea presencial, a distancia o una mezcla de ambas modalidades- pueda dotarse de la mayor normalidad posible.

 

De hecho, ya han elaborado un documento de trabajo, a propuesta del Comité de Seguridad y Salud, para preparar el curso académico 2020-2021 “con las condiciones que conlleva el escenario de la nueva normalidad”, tal y como han informado fuentes de la propia UVa. La pandemia del coronavirus y los nuevos brotes que están surgiendo cada día obligan a una serie de estrictas medidas.

 

HIGIENE Y DESINFECCIÓN

 

En primer lugar se establecen unas medidas de higiene y sanitarias. Donde se “observará una escrupulosa higiene de manos”, además del uso de mascarilla. Dicen en el documento que “aún con el uso de mascarilla, todas las interacciones entre personas han de procurar realizarse a más de 1,5 metros, reduciendo el tiempo mínimo cualquier aproximación a menos de esa distancia”. Se obliga a no acudir a ningún centro o dependencia universitaria en caso de presentar síntomas compatibles con el Covid-19.

 

Cada centro dispondrá de “un protocolo de limpieza, desinfección y ventilación adecuado a sus características e intensidad de uso”. El documento recoge que se llevará a cabo una “minuciosa limpieza y desinfección de las aulas, especialmente de mesas y asientos, además de otros elementos que puedan ser compartidos”.  “Los aseos se limpiarán tres veces al día, y se dispondrán de dispensadores de jabón, papel para el secado y papeleras de pedal”, han establecido.

 

Desde la UVa se evitará el uso de aire acondicionado cuando las prescripciones técnicas así lo recomienden. Aquellas aulas que dispongan de una ventilación deficiente serán sometidas a actuaciones necesarias, mediante equipos especiales o reformas de carpinterías exteriores. Asimismo, se habilitarán dispensadores de gel hidroalcohólico y se mantendrá un aprovisionamiento suficiente de material de limpieza. En este sentido, la UVa pone especial acento a la ventilación de las instalaciones "como mínimo dos veces al día, y de las aulas después de cada uso, por espacio de cinco minutos”, así como la desinfección de las zonas de uso común y las superficies de contacto más frecuentes.

 

OCUPACIÓN DE ESPACIOS

 

Otro de los puntos relevantes es el de la ocupación de espacios. Para ello se va a elaborar un Mapa Digitalizado de Espacios Docentes Seguros (aulas, laboratorios, seminarios) de cada uno de los centros, para plantear una organización lógica y segura que se adecúe a cada caso. “Se marcarán los puestos susceptibles de ser ocupados, evitando así que los espacios tengan mayor ocupación que la establecida”.

 

El control de aforo en espacios comunes se plantea como obligatorio para, por ejemplo, bibliotecas o aseos. Para evitar las aglomeraciones se “distribuirán pasillos y escaleras para tránsito en un solo sentido, estableciendo demarcación de carriles; se organizarán colas en las entradas y salidas de los edificios”. También se plantea optimizar el tiempo de uso de los espacios y usar grandes zonas, como salas de grados y de juntas para impartir clases magistrales.

 

DOCENCIA PRESENCIAL Y A DISTANCIA

 

Pero lo que más preocupa es el desarrollo de la docencia. ¿Presencial? ¿a distancia? ¿un híbrido? Para ello se dibujan dos escenarios: el de la nueva normalidad y el de un posible caso de contingencia. En el primero de los supuestos, se ofrecerá una docencia presencial manteniendo los protocolos de seguridad establecidos. No obstante, en este mismo escenario, los grupos de clase que no encajan en aulas disponibles se apostará por una docencia semipresencial, que la UVa ha llamado “bimodal”. “Se dotará flexibilidad para que se puedan usar metodologías docentes que se consideren apropiadas para la asignatura (videoconferencias, clases grabadas…) complementarias de la docencia presencial posible”.

 

En este caso se proponen varias modalidades. Hablan de “una retransmisión síncrona por videconferencia”, de tal forma que algunos estudiantes estén en el aula y otros conectados desde sus casas“Para garantizar la igualdad de condiciones, uno y otro grupo de estudiantes intercambiarán sus roles periódicamente, e irán rotando”, establecen en el documento.

 

También se plantea un “modelo de docencia inversa”, en el que se elaborar material por parte del profesor (en formato vídeo) para que los alumnos lo trabajan con anterioridad a las clases prácticas. De esta forma no se plantean clases teóricas o magistrales. Por su parte, la docencia eminentemente práctica será necesaria impartirla en grupos reducidos o en espacios suficientemente grandes, para respetar el distanciamiento interpersonal.

 

Por último, si el escenario fue el de un posible confinamiento por un rebrote de la enfermedad, la docencia pasaría a ser completamente online, como pasó en buena parte de este curso. Para ello, la UVa ya ha iniciado una serie de competencias digitales necesarias para disponer de la capacidad tecnológica adecuada, usando la herramienta del VirtUVa, que se reforzará convenientemente. Se impartirán cursos intensivos a los profesores durante el mes de septiembre, que serán extensibles también para los alumnos.

Noticias relacionadas