Cómo reclamar si te afectan las cancelaciones de Ryanair

Entre 1.500 y 2.000 vuelos son los que Ryanair ha anunciado que cancelará hasta finales de octubre después de haber observado que su puntualidad ha caído por debajo del 80% en las dos primeras semanas de septiembre. La aerolínea achaca estos retrasos a huelgas, condiciones meteorológicas y al aumento de vacaciones de pilotos y personal de cabina.

El descenso de la puntualidad del 90% al 80% experimentado en las últimas dos semanas es para la compañía algo "inaceptable" y considera que puede paliar esta situación disminuyendo en un 2% el número de vuelos programados en las próximas seis semanas, según se recoge en un comunicado difundido el pasado viernes.

 

La compañía está avisando a todos los pasajeros afectados, ofreciendo la posibilidad de reembolsar el 100% del precio del billete o su reubicación en un vuelo posterior.

 

Sin embargo, desde el Ministerio de Fomento ya se ha anunciado la apertura de un expediente informativo a la aerolínea para verificar el cumplimiento de los derechos de los pasajeros. También le ha solicitado información detallada sobre sus planes en la programación de vuelos con origen o destino España.

 

Asimismo, la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) ha publicado una nota informando sobre los derechos que tienen todos los pasajeros de Ryanair, como el de información o el de reclamación, así como los pasos a seguir para presentar una reclamación ante AESA.

 

DERECHO DE INFORMACIÓN, ASISTENCIA Y REEMBOLSO

 

La agencia indica que el pasajero tiene derecho a información (que la compañía le entregue un impreso con las condiciones de asistencia y compensación), de asistencia (comida y bebida suficiente, dos llamadas telefónicas o acceso al correo electrónico y, si fuese necesario, a una o más noches de alojamiento así como al transporte entre el aeropuerto y el lugar de alojamiento) y al reembolso o a transporte alternativo hasta el destino final.

 

DERECHO A COMPENSACIÓN ECONÓMICA

 

La institución dependiente de Fomento señala que también se tiene derecho a una compensación económica a no ser que el pasajero haya sido informado de la cancelación al menos 14 días antes del vuelo programado o si la compañía aérea puede probar que la cancelación fue causada por circunstancias extraordinarias, como casos de inestabilidad política, condiciones meteorológicas incompatibles con la realización del vuelo, riesgos para la seguridad, deficiencias inesperadas en la seguridad del vuelo y huelgas que afecten a las operaciones de un transportista aéreo encargado de efectuar un vuelo.

 

INDEMNIZACIONES POR RETRASO O CANCELACIÓN

 

Los vuelos con menos de 1.500 kilómetros que acumulen un retraso de dos horas o más se compensan con 250 euros como máximo. Los que tienen un trayecto entre 1.500 y 3.500 kilómetros y un retraso de al menos tres horas permiten una indemnización de hasta 400 euros, mientras que los que superan los 3.500 kilómetros de viaje y se retrasan cuatro horas o más propician un pago de 600 euros. Estas cantidades también se aplican a los vuelos cancelados si te informan menos de catorce días antes de la fecha de salida prevista.

 

CÓMO RECLAMAR

 

Si consideras que tus derechos no han sido respetados, la Aesa recomienda reclamar a la compañía aérea. Para ello, existen unas hojas de reclamación que la aerolínea debe tener a disposición en los mostradores de información o puntos de venta de billetes en los aeropuertos. También puede usarse el formulario de Aesa, disponible en este enlace, para realizar el requerimiento.

 

Esta reclamación se debe dirigir directamente al departamento de atención al usuario de la compañía, bien por carta o bien por medios electrónicos, si la compañía dispone de ellos.

 

Para realizarla, la agencia recuerda que se debe conservar el billete, talón de equipaje y demás documentos utilizados. Además, la reclamación debe ser clara, concisa y legible, es importante consignar con precisión fecha, hora, lugar y causas de la reclamación, así como los datos personales del reclamante y su vuelo.

 

¿Y SI LA AEROLÍNEA NO RESPONDE?

 

En el caso de no recibir una respuesta, o de no ser satisfactoria, se puede presentar una reclamación ante la agencia sin coste alguno. En este supuesto, se debe enviar a la Aesa el formulario de reclamación, una copia legible de las comunicaciones que haya mantenido con la compañía aérea al respecto y una copia de su billete de avión y demás documentación de interés. 

 

Una vez recibida la documentación, el organismo analizará si ha habido un incumpliento del Reglamento de Derechos de Pasajeros de la Comisión Europea y solicitará a la compañía aérea información sobre los hechos, recabará la información adicional y examinará si ha cumplido o no con lo dispuesto en la norma.

 

Una vez hecho el análisis, la agencia emitirá un informe con el resultado de sus actuaciones. En caso de que sea positivo para el pasajero pero la compañía no lo atienda, "podrá acudir a la vía judicial, para lo cual el informe positivo será de gran utilidad".

 

Por último, recuerda que el el recurso de la vía judicial para solicitar una indemnización por daños y perjuicios se puede ejecutar en cualquier momento del proceso.