Cómo prepararse para una colonoscopia

Colon (Foto: E. P.)

La Asociación Española de Gastroenterología (AEG) alerta de que el cáncer colorrectal (CCR) constituye el tumor más frecuente en el mundo occidental, además de ser la segunda causa de muerte por cáncer.

La Asociación Española de Gastroenterología (AEG) alerta de que el cáncer colorrectal (CCR) constituye el tumor más frecuente en el mundo occidental, además de ser la segunda causa de muerte por cáncer. Sin embargo, es una enfermedad prevenible y se sabe que se necesitan al menos 10 años para que los cambios genéticos y moleculares que provocan el CCR progresen y llegue a formarse una tumoración maligna. Por otro lado, se encuentra bien establecida la existencia de una lesión premaligna a partir de la cual se forma el CCR, el pólipo adenomatoso.

 

Además, es conocido que algunas características de estos pólipos adenomatosos, tales como el tamaño superior a 1 centímetro o la existencia de algunos datos histológicos, como la displasia de alto grado o el componente velloso, confieren al adenoma un mayor potencial maligno. El pólipo adenomatoso es una lesión tratable mediante un eficaz procedimiento, la polipectomía endoscópica. Por eso es fundamental seguir las pautas del médico y hacerse una colonoscopia cuando lo indique conveniente.

 

Según destaca a Infosalus Elena Poves, jefa de la Sección de Digestivo del Hospital Príncipe de Asturias de Madrid, la colonoscopia hoy día está muy extendida. "Por ejemplo, para verificar siempre que haya hemorragia digestiva hay que mirar el colon. También si se cree que existe una rectorragia o una anemia ferropénica. O cuando se sospecha de una enfermedad inflamatoria o infecciosa que afecte al colon y exista, por ejemplo, una diarrea mantenida en el tiempo", detalla.

 

No obstante, precisa, que esta prueba está contraindicada en pacientes de los que se sospeche que tienen una diverticulitis aguda y que estén perforados o tengan el colon roto. La especialista en digestivo sostiene, además, que está recomendada hacérsela a partir de los 50, y como prevención, si nunca te han hecho ninguna.

 

LA PREPARACIÓN Y LA PRUEBA

 

Para hacerla hay que tener claro que el colon tiene que estar limpio, sin nada de caca. Así se pueden ver las paredes de mucosa e identificar las lesiones. Para limpiar el colon, según indica, se necesitan entre 4 o 5 días de una dieta sin fibra, "el residuo que ayuda a producir las heces". Y el día de antes de la prueba se ingiere la conocida solución evacuante. "Hay varios tipos de sustancias que se disuelven en agua y se beben entre tres o cuatro litros el día de antes. Suelen gustar bastante poco", precisa.

 

Aunque cada especialista proporcionará a los pacientes un listado concreto de qué alimentos debe ingerir, generalmente, de los alimentos sin fibra están permitidos: leche y yogur natural desnatados, mantequilla en poca cantidad, quesos frescos y quesos duros; pan blanco o tostado y galletas no integrales; caldos sin verduras, arroz y pastas no integrales; carnes y pescados blancos a la plancha o cocidos, patatas en puré o cocidas, sin la piel, membrillo, melocotón en almíbar, manzana...

 

Eso sí, están prohibidos: los productos lácteos enteros, los quesos grasos, los productos integrales, las frutas, las verduras y las legumbres, así como carnes grasas, embutidos, pescados azules, chocolate, pasteles y frutos secos.

 

"La colonoscopia es igual para todo el mundo. Consiste en introducir un colonoscopio por el ano y se explora todo el trayecto del colon. La duración depende. No es igual en todos los pacientes. Hay algunos a los que se les encuentran pólipos y hay que quitárselos (puede alargarse hasta una hora y media la prueba), pero por el contrario hay pacientes que están sanos y en 20 minutos se ha terminado la observación", explica la doctora Poves.

 

Es más, subraya que hoy día estas pruebas se hacen con sedación, salvo que el paciente la rechace, por lo que generalmente no se dan cuenta de la misma. Después, y normalmente, en pocas horas están bien.

 

"Lo único que pueden notar es aire, como hinchazón, porque se ha metido para poder ver el colon. Que se tiren todos los pedos que puedan y en un rato se encontrarán bien. Tras la exploración podrá hacer vida normal, volviendo a su dieta habitual. Si ha recibido sedación, no deberá conducir ni realizar actividades que requieran una concentración mental en las siguientes 12 horas. Si se le extirpan pólipos se le explicarán los cuidados que ha de tener posteriormente".

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: