Comienzan las obras de reparación del paso subterráneo de Arco de Ladrillo; al que seguirán el de San Isidro y Labradores

Imagen del paso subterráneo de Arco de Ladrillo, donde ya han comenzado las obras. JAG

Se aplicará un presupuesto de 105.000 euros para las tres inrtervenciones. En el caso del túnel por el que han comenzado se acometerán las zonas próximas al paso subterráneo.

Las obras de mejora y reparación en tres de los pasos peatonales subterráneos por debajo del ferrocarril han comenzado en Valladolid. Concretamente el Ayuntamiento ha iniciado la intervención en el de Arco de Ladrillo y posteriormente seguirá por el de Labradores y San Isidro. Se baraja un presupuesto total de 105.000 euros, con cargo a los Presupuestos Participativos del año 2018.

 

La solución adoptada se ajusta a normativa de aplicación y a los 35.000 euros de presupuesto disponible para cada túnel. Para la correcta ejecución de las obras descritas en el presente proyecto, se precisa un plazo de ejecución de dos meses, señalan desde la Concejalía de Movilidad y Espacio Urbano.

 

Las obras de reparación en el paso peatonal inferior de Arco de Ladrillo se sitúan en la zona próxima a los accesos al paso peatonal inferior y al propio paso. En la actualidad el túnel de Arco de ladrillo está en uso, encontrándose con una correcta pavimentación, realizada hace escasos años, que no presenta desperfectos.

 

Las obras se centrarán en la reparación del hormigón armado del techo; la modificación y ampliación de la longitud del pasamanos en las rampas; implantación de una franja de pavimento táctil indicador bidireccional; sustitución de la instalación eléctrica de las luminarias y la reparación y puntura de los paramentos verticales.

 

En cuanto al paso peatonal de la Calle Labradores, las obras se realizarán para reparar el hormigón armado del techo; la modificación y ampliación de la longitud del pasamanos en las rampas; implantación de una franja de pavimento táctil indicador bidireccional en los extremos de las rampas; rejillas de fundición de canaletas de saneamiento y la sustitución de la instalación eléctrica de las luminarias.

 

Por último, en San Isidro se modificará y ampliará la longitud del pasamanos en las rampas; se sustituirá el pavimento de rampas y paso inferior y se reparará los paramentos verticales.