Comienza la reurbanización de la calle Gaudí en el barrio Cuatro de Marzo

El concejal Luis Vélez observa las obras. AYTO. VALLADOLID

Se trata de un compromiso de los Presupuestos Participativos 2019 del Ayuntamiento de Valladolid y cuenta con un partida de 145.000 euros.

El Concejal de Movilidad y Espacio Urbano, Luis Vélez, junto a técnicos municipales y representantes de la Asociación Vecinal 'Reina Juana' de Zona Sur, ha visitado las obras de reurbanización de la calle Gaudí, que se están ejecutando actualmente, según ha indicado el Ayuntamiento de Valladolid a través de un comunicado remitido a Europa Press.

 

La reurbanización de la calle Gaudí, en el barrio vallisoletano del Cuatro de Marzo, con una longitud de casi 120 metros, era un compromiso de los Presupuestos Participativos 2019 y cuenta con un montante de 145.000 euros y un plazo de ejecución previsto de 3 meses.

 

Las obras comenzaron con la renovación de la red de abastecimiento, con tubería de fundición dúctil que sustituye a la existente de fibrocemento. Seguidamente, se renovará el colector de saneamiento, con tubería de PVC de 400 milímetros, dado que la actual de hormigón machihembrado además de "obsoleta es insuficiente". Ambas redes se financian con cargo a Aquavall.

 

En cuanto a la pavimentación, la nueva sección contará con un único carril de 3,50 metros de anchura, con firme de hormigón y pavimento de M.B.C. A ambos lados se dispondrán sendos aparcamientos en línea de 2 metros de anchura, con pavimento de adoquín prefabricado sobre base de hormigón.

 

En cuanto a las aceras, se pavimentarán con losa prefabricada de terrazo tipo pétreo similar a la utilizada en las restantes renovaciones del barrio, con textura táctil en los rebajes para peatones. La anchura será de 2 metros en el lado de los números impares y de 2,40 (de media) en el lado par.

 

Los nuevos árboles, de porte medio, se alojarán en alcorques ubicados en el aparcamiento del lado par, y sustituyen a los plátanos existentes en deficiente estado y totalmente pegados a las fachadas lo que obliga a su poda anual lo que a su vez impide su adecuado desarrollo.

 

La intervención va a permitir también mejorar la accesibilidad y en algún casi la ubicación de siete pasos de peatones, mejorando sustancialmente la movilidad peatonal de todo el entorno.