Comienza el juicio contra un vallisoletano que ocultaba cocaína

La Policía incautó en su domicilio de Valladolid droga por valor de 2.486 euros y 6.220 euros en metálico.

La Audiencia de Valladolid celebra este jueves 26 de enero el juicio contra un varón vecino de la capital quien en octubre de 2016 fue interceptado tras realizar distintos pases de droga y en cuyo domicilio la Policía Nacional se incautó de cocaína por valor de 2.486 euros y otros 6.220 euros en metálico.

 

El encausado, tal y como recoge el escrito de calificación provisional del fiscal, se expone a una posible condena de cinco años de cárcel y al pago de una multa de 5.000 euros, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas.

 

La detención se produjo como consecuencia de las informaciones ciudadanas que apuntaban que podría estar dedicándose al tráfico de sustancias desde su domicilio ubicado en la calle Monasterio de Yuste, ante lo cual efectivos del Grupo VIII de la Brigada Provincial de la Policía Judicial montaron el correspondiente dispositivo de vigilancia en el que, como así sostienen los actuantes, pudieron observar al acusado realizar distintos pases de droga a clientes a cambio de dinero.

 

Solicitada autorización al Juzgado de Instrucción número 5, la policía efectuó un registro en el domicilio del sospechoso el día 6 de octubre del pasado año y en su interior se incautó, en la habitación principal, de ocho envoltorios que contenían un total de 5,9 gramos de cocaína; en el baño de la habitación, ocultos en el hueco del bidé, distintos fajos con 5.550 euros; en la cocina, una báscula y bolsas de plástico blancas con numerosos recortes, y en la galería de la cocina y en la terraza exterior, dos plantas de marihuana que arrojaron un peso de 82 gramos de cannabis.

 

Asimismo, en la habitación de trabajo del acusado, los agentes descubrieron un pliego vertical de papel con diversos nombre y cantidades anotadas, mientras que al propio procesado, en el momento de la detención, le intervinieron 0,4 gramos de 'coca' dentro de un envoltorio blanco y 630 euros fraccionados en paquetes de diferentes cantidades, junto con dos pliegos de papel con más anotaciones tanto de cantidades como de nombres.

 

El valor global de la droga y del dinero intervenidos se eleva a 2.486 y 6.220 euros, respectivamente, la primera destinada para su venta a terceras personas y el dinero, supuestamente, producto de dicha actividad ilícita.