Comerciantes de Santa Clara donan tejidos y otros materiales para la fabricación de EPIS

La presidenta de la Asociación, Ana Belén Mucientes, muestra algunas de las telas y materiales que han sido donados. COMERCIANTES SANTA CLARA

La Asociación de Comerciantes de Santa Clara pone su granito de arena de esta forma, además de mantener algunos establecimientos de alimentación abiertos para garantizar el abastecimiento

Los comerciantes de la Zona Comercial Santa Clara, integrada en Federación de Comercio y Servicios de Valladolid (Fecosva), han puesto su granito de arena para luchar contra el coronavirus COVID-19. Para ello, han donado tejidos y otros materiales útiles para la confección de EPIS o mantienen sus establecimientos de alimentación abiertos para garantizar el abastecimiento.

 

Todo comenzó con la llamada de ayuda de Inma Muñoz, propietaria del cose-todo Mi tiempo entre costuras, que a través de la iniciativa 'Mascarillas entre costuras Castilla y León', solicitó a los dos establecimientos de la zona dedicados a tejidos, Tejidos Ana y Tejidos Araceli, material para la confección de EPIS.

 

Ambos comercios pusieron a su disposición de forma altruista todo el material que tenían en existencias, tejido de algodón, impermeabilizados y gomas, según informa la Asociación de Comerciantes de Santa Clara en un comunicado.

 

A esta llamada se unió también el establecimiento de Marta-Mere Moda con la donación de las fundas de sus trajes de fiesta para la fabricación de batas de protección.

 

Asimismo, la asociación de comerciantes "dio un paso más" financiando una partida importante de material TNT para seguir contribuyendo con la causa. Este material se pagará con las partidas presupuestarias dedicadas a la promoción de los comercios de la zona.

 

"Esta es la prioridad, a pesar de que el comercio de proximidad está siendo unos de los sectores más castigados económicamente durante esta crisis", señalan desde la asociación.

 

De este modo, cada día centenares de mascarillas y batas de protección salen del taller de Inma para ser entregados a la Policía, mientras otras voluntarias confeccionan Equipos de Protección.

 

"Mientras que algunos comercios han cerrado sus establecimientos para luchar contra el coronavirus, otros colaboran manteniéndolos abiertos. Este es el caso de las tiendas de alimentación, Granier, Carnicería Trimiño o Pescadería Perlamar, que son cercanos y cuentan con productos frescos de primera calidad para abastecer a la ciudadanía", apunta también los comerciantes.

 

 

 

Noticias relacionadas