Colas e ilusión en el primer día de venta de entradas para no perderse el ascenso del Real Valladolid
Tribuna mini Saltar publicidad
Banner va ciudad pro%cc%81xima 800x800 tribuna file
Cyl dots mini

Colas e ilusión en el primer día de venta de entradas para no perderse el ascenso del Real Valladolid

Juan, (segundo por la izquierda), con los tres hermanos después de conseguir sus entradas.

Los puntos de venta oficiales han registrado una importante afluencia de aficionados desde antes de abrir sus puertas. 

La fiebre del ascenso se hace notar. El Real Valladolid está a dos pasos de regresar a Primera División y los aficionados no quieren perderse el momento histórico en la vida del primer club de la ciudad. Este martes se ha puesto en marcha el turno de venta selectiva de entradas para los abonados, que disponen de dos entradas a 20 euros cada una, y las colas eran importantes en los diferentes puntos de venta habilitados.

 

En el estadio José Zorrilla, los más avanzados fueron tres hermanos: Óscar, Vicente e Ismael Moro. El primero llegó a las 5,15 horas y los otros a las 6,00. Saben de colas, ya que el lunes aguardaron unas 6 horas hasta conseguir entradas para viajar este miércoles a Soria.

 

Juan, aficionado de Cantalejo (Segovia), se puso en la cola sobre las 7,00. A partir de ahí empezó a crecer hasta llegar a la acera de la Avenida del Mundial 82, hasta casi el recinto ferial.

 

En el centro comercial Rio Shopping también la cola era importante en la tienda de Justo Muñoz, al igual que en su establecimiento de la calle Mantería. En la tienda oficial de Hummel, en el Héroes de Alcántara, antes de su apertura, la fila ya daba la vuelta hasta la calle Santiago, todo ello con un ambiente de ilusión y optimismo ante la posibilidad de vivir un nuevo ascenso del equipo.

 

El primer partido de mañana en Soria ya es espera con intensidad para ver con qué opciones regresa el Valladolid de Los Pajaritos para afrontar la vuelta en Zorrilla este sábado. 

Noticias relacionadas