Clínico y Río Hortega tienen un 93% y un 88% de sus camas UCI ocupadas, respectivamente

Cama del Sacyl. TRIBUNA

La ocupación de camas de enfermos graves es uno de los factores a tener en cuenta para un posible confinamiento

La presión de los hospitales sigue creciendo en Castilla y León y las cifras de ingresos en las UCI por coronavirus son preocupantes por que, según los expertos, son el reflejo de cómo se encontrarán las unidades de críticos en dos o tres semanas. El 12 de mayo, con el arranque de la desescalada en la Comunidad, cuando la disponibilidad de camas UCI se convirtió en requisito inamovible para cambiar de fase, los ingresos en las unidades de críticos por coronavirus sumaban 115, mientras que hoy domingo son ya 140. Con estos datos, la ocupación media de las UCI en los hospitales se dispara hasta el 88 por ciento de la dotación habitual, con los centros de Ávila (113 por ciento), El Bierzo (111 por ciento) y Palencia (164 por ciento) sobrepasados.

 

En cuanto al resto de centros de la Comunidad, solo Zamora se libra de esta elevada presión en las unidades de críticos, con un 35 por ciento de ocupación, ya que en el Clínico de Valladolid está al 93 por ciento, con 53 camas ocupadas de las 57 que tienen habitualmente; Segovia, al 90 por ciento (nueve de diez); Ávila, Burgos y el Río Hortega de Valladolid, al 88 por ciento en cada caso; el complejo de Salamanca, al 85 por ciento (51 de 60) y el de León, al 80 por ciento (35 de 44). Completan el listado el hospital de Soria que está al 70 por ciento.

 

De esta manera y según los datos consultados por la Agencia Ical, todos los porcentajes de ocupación en estos momentos se encuentran en "números rojos" (Ávila, El Bierzo, Palencia, Salamanca, Palencia, los dos hospitales de Valladolid) o “números amarillos" (León y Soria, al estar por encima del 65 por ciento). Solo, Zamora cuenta con el color verde.

 

Una situación que ha obligado a habilitar, como ya ocurrió en la primera fase de la pandemia en primavera, nuevas camas en las unidades de críticos de todos los hospitales. De esta manera, de las 304 camas de UCI repartidas en los nueve centros de las capitales de provincia, más El Bierzo, se ha pasado a las 394. De ellas, 269 ya están ocupadas. Por lo tanto, el porcentaje de ocupación pasa del 88 por ciento, en el caso de las camas iniciales, al 68 por ciento, al incluir los puestos añadidos por el agravamiento de la pandemia.

 

Los pacientes COVID en unidades de cuidados críticos de los hospitales públicos de Castilla y León copan ya el 46 por ciento de las camas con pacientes en estos servicios. Es decir, casi la mitad del total de ingresados en las UCI. En la actualidad, hay 1.103 ingresados por esta patología, de los que 140 (14 más que hace dos semanas) se encuentran hospitalizados en las UCI y 963 en planta. También ha crecido de manera importante el número de ingresados en planta como consecuencia de los efectos del virus, que han pasado de los 758 contabilizados hace 15 días a los 963 registrados a día de hoy.

 

De los 140 ingresados en las UCI, 44 se corresponden con la provincia de Valladolid (26 en el Clínico y 18 en el Río Hortega); 24 están en Salamanca frente a los 26 en León (21 en la capital y 5 más en El Bierzo. En el hospital de Palencia, hay 17 ingresados en la unidad de críticos y 15 en Burgos. El listado se completa con los cinco de Ávila y los tres en Segovia, Soria y Zamora.

 

Respecto a los 963 pacientes con Covid en planta, con una ocupación media del 73 por ciento también, al tener ocupadas 4.240 camas de las 5.842 disponibles, la cifra más elevada se corresponde con los 230 de la provincia de Valladolid (122 en el Río Hortega, 86 en el Clínico y 22 en Medina del Campo); 246 en León (214 en la capital y 32 en El Bierzo), 128 en Salamanca; 84 en Zamora; 81 en Burgos; 55 en Palencia; 41 en la provincia de Ávila; 34 en Segovia y 24 en Soria. 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: