Claramunt: "Se miente mucho, ni me he aprovechado de los jugadores ni tenía tanto poder"

María José Claramunt

María José Claramunt, despedida por la RFEF de sus cargos de directora de la selección española y del departamento de Marketing, ha reconocido que esta "moralmente muy tocada" tras haber vivido un "año muy duro y con zancadillas por todos los lados", y ha aseverado que no ha "utilizado ni pedido nada" a los internacionales, de los cuales alguno le tienen "un aprecio fuerte".

"Estoy cansada, triste, moralmente muy tocada. Ha sido año muy duro, con zancadillas por todas las partes. Me han dolido mucho las formas del final, no merecía este final", lamentó Claramunt en una entrevista en el programa 'El Transistor' de Onda Cero.

Claramunt recalcó que nunca ha tenido "tanto poder" como se ha dicho y que desconocía los motivos de su despido, que calificó de "laboral". "Se han insinuado cosas que no son", aclaró, asegurando que en su relación con compañeros no creía que la palabra correcta fuera la de "humillar".

"Yo he notado también la presión de la gente. Creo que he sido persona dura a nivel laboral, pero no que humille", admitió. "Tengo un carácter fuerte, pero hay que entender que estoy en un mundo de hombres y que en cada reunión hay muy pocas mujeres", añadió al respecto.

La valenciana remarcó que "mucha gente" de la propia RFEF le ha llamado, pero "desde su casa para que la llamada no quede registrada en la federación", y se refirió al cariño que le tienen los jugadores, que podrían haber amenazado con un plante por su despido. "A mí, los jugadores me muestran cariño, pero en ningún momento ni los he utilizado, ni llamado, ni pedido nada", detalló.

"Muchísimos jugadores me han llamado, hay algunos que me tienen un aprecio fuerte", reconoció Claramunt, que subrayó tener "una buena relación" con el seleccionador Julen Lopetegui. "A pesar de que la gente de mi propia casa diga lo contrario", puntualizó, dejando claro que respeta "mucho a los cuerpos técnicos". "Me acusaron de que si yo conocía las listas antes o que si tengo mucho poder, pero he trabajado muy bien con los cuerpos técnicos", ahondó.

La exdirectora de la selección no sabe si su despido fue motivado para que no hablase tras la detención de Ángel María Villar. "No esperaba que fuera sí, entiendo que sea una etapa nueva y que no quieren que trabaje allí. No contaba para ellos, ya en Liechtenstein hubo lo que hubo", recordó en relación a la defensa que realizó de ella el capitán Sergio Ramos.

"EL MISMO DÍA DE MI DESPEDIDO TRABAJÉ COMO SI NADA CON LARREA"

De todos modos, Juan Luis Larrea le dijo que siguiera "trabajando igual" y antes del partido el presidente interino de la RFEF fue "hablar" con los capitanes. "Vino a hablar conmigo y me dijo que en ningún momento me tiraba, que siguiera trabajando hasta que la justicia no dijera lo contrario. El mismo día que me echan trabajamos como si nada", resaltó la valenciana, que no está "conforme" con lo que dice su carta de despido y que ha pedido "ayuda a abogados".

Claramunt también confirmó que Ángel María Villar no le ha llamado "para nada" y que "nadie puede decir" que haya dicho "una mala palabra" del exsecretario general Jorge Pérez, que fue la que le nombró directora de la selección "con el beneplácito del presidente (Villar) y del vicepresidente (Juan Padrón)". "El día que fui a declarar a la Audiencia Nacional por la 'Operación Soule' fue el último que vi a Jorge. Fue una situación de mucha tensión y especial, pero no hubo ningún reproche", apuntó.

Sobre el momento en el que fue detenido Villar a mediados de julio, declaró que una compañera fue la que le llamó y le dijo que se iba a encontrar con algo "un poco fuerte". A su llegada a la RFEF se encontró "precintado" su despacho.

"No sabía lo que estaba pasando, me entero por los medios de comunicación. Le vi cuando le trajeron, viene un compañero y me dice si puedo subir al despacho de la secretaria general que está allí. No le dije nada, me quedé parada y él me dijo que 'vaya putada, tu despacho precintado'. No me dijo más y yo me bajé", relató.

"A PIQUÉ LE TIENEN UN CARIÑO INCREÍBLE SUS COMPAÑEROS"

Claramunt "nunca" ha llamado a Villar, con el que no tenía "una relación correcta" en la última etapa, y reconoció que "en otra época" tenía una opinión diferente a la que tiene "ahora" sobre Padrón. "Prácticamente no tenía relación con los directivos, últimamente me fiaba de muy poca gente", confesó.

"Lo que quiero es descansar y desearle lo mejor a la selección y la Federación porque me han dado muchísimo y he estado muy a gusto", concluyó María José Claramunt.

Por otro lado, se refirió a Gerard Piqué y su polémica por sus declaraciones sobre el proceso de independencia en Cataluña. "Respeto la opinión de cada uno, pero Gerard es increíble como persona y como futbolista le ha podido dar a la selección todo lo que le ha dado. No os podéis imaginar el cariño increíble que le tienen sus compañeros. Es amigo de sus amigos y Ramos y él se llevan muy bien. Nunca hemos hablado de política, no creo que sea independentista", zanjó.