'Ciudad sostenible, ciudad de convivencia', este es el lema de la Semana Intercultural vallisoletana

María del Carmen Jiménez (izquierda) y Rafaela Romero (derecha) presentan la XVII Semana Intercultural.

Se celebrará del 27 de septiembre al 4 de octubre.

Valladolid celebrará del 27 de septiembre al 4 de octubre la XVII Semana Intercultural que se celebrará bajo el lema 'Ciudad sostenible, ciudad de convivencia' y cuyo programa se ha dado a conocer este miércoles en la Casa Consistorial.

 

Según ha destacado las concejales de Servicios Sociales y Mediación Comunitaria, Rafaela Romero, y la de Convivencia y Mediación Comunitaria María del Carmen Jiménez Borja, esta semana comprende un conjunto de actividades que bajo una temática conductora pretende "inducir al acercamiento, reflexión y entendimiento del fenómeno migratorio, siempre desde una perspectiva lúdica y participativa".

 

Las actividades de esta semana ahondan en "cómo el mencionado cambio climático afecta a las vidas de las personas y supone una de las causas más relevantes en los desplazamientos humanos".

 

Según los datos del padrón municipal, desde el 1 de enero de 2016 a 1 de julio de 2020 la población inmigrante empadronada ha pasado de las 13.358 personas a las 16.347, representando el 5,44 por ciento del total de la población, una tendencia alcista que se prevé continúe en el tiempo.

 

La Semana Intercultural ha adaptado todas sus actuaciones a las restricciones vigentes derivadas de la pandemia de COVID-19 y normas higiénico-sanitarias indicadas por las autoridades sanitarias. Se respetarán las limitaciones en el aforo y, cuando sea posible, las actividades se emitirán en directo por 'streaming'.

 

Esta semana cuenta con la cofinanciación de la Junta de Castilla y León a través de la subvención concedida al Ayuntamiento de Valladolid, para el proyecto global del centro integral de Inmigración.

 

Para la realización de las actividades se cuenta con la colaboración de las entidades sociales, asociaciones de personas inmigrantes, asociación la curva y a la Oficina de Calidad Ambiental y Sostenibilidad de la Universidad de Valladolid.