Cinco motivos para iniciarte en el pádel

Un jugador visualiza la pelota antes de golpearla

Se ha convertido en uno de los deportes más practicados en la actualidad en España.

El pádel es uno de los deportes que más popularidad ha alcanzado en los últimos años. En todo el país no paran de proliferar nuevos clubes de pádel y cada vez son más las personas que optan por este deporte por encima de cualquier otro cuando se deciden por hacer ejercicio.

 

Además es un deporte que está siendo igualmente practicado tanto por hombres como por mujeres y por personas de cualquier edad. Es un deporte muy versátil y cada vez son más las personas que lo descubren y lo convierten en su nueva pasión.

 

Se podría citar decenas de motivos para empezar a jugar al pádel de forma habitual por sus múltiples beneficios pero sin duda los más importantes son los cinco que se muestran a continuación:

 

DEPORTE ECONÓMICO Y ACCESIBLE

 

Para jugar al pádel se necesita muy poco material y es por eso por lo que ha ganado tanta popularidad. Con una pala, unas bolas y una pista en la que jugar el jugador tiene que preocuparse únicamente de disfrutar el partido. Además existen multitud de marcas y modelos en el mercado, como las palas Varlion control, que se pueden encontrar por un precio muy asequible y son muy duraderas y perfectas para un uso cotidiano.

 

PERFECTO PARA MANTENERSE EN FORMA

 

Si bien no es un deporte que requiera correr ni esfuerzos físicos muy importantes, gracias a jugar al pádel se puede mejorar la flexibilidad de las articulaciones, ganar en masa muscular así como fortalecer el cuerpo en su conjunto. Si a todo ello le sumamos la quema de calorías partido a partido lo convierten en el deporte ideal para estar en forma.

 

DEPORTE EN PAREJA Y MUY SOCIAL

 

Al ser un deporte que se puede jugar por parejas es mucho más divertido que otros como el running o simplemente ir al gimnasio a hacer ejercicio en las máquinas. Es una forma perfecta de relacionarse con gente, de echar unas risas y de picarse con amigos a ver quién es el mejor jugador. Además, la cantidad de clubes existentes cuentan con muchos eventos y es una excelente forma de mantener ocupado el tiempo libre.

 

BAJA LOS NIVELES DE ESTRÉS

 

Aunque en cualquier deporte se consigue rebajar los niveles de estrés fruto del trabajo y de las obligaciones del día a día, los deportes de raqueta y el pádel en particular son mucho mejores para lograr este objetivo. Dar continuos raquetazos es la mejor forma de liberar tensiones y buena prueba de ello es que muchas personas se van directas a jugar al pádel tras salir de su puesto de trabajo.

 

NUEVAS AMISTADES

 

El pádel es un deporte muy social como hemos dicho antes y ello favorece conocer gente nueva y hacer buenos amigos con los que poder jugar al pádel y hacer otras actividades fuera de pista. Muchos clubes parecen familias de verdad y son el lugar de reunión favorito para mucha gente.

 

Sin duda, optar por practicar el pádel antes que por otro tipo de deportes es una opción muy acertada. El éxito de este deporte no es fruto del azar.

Noticias relacionadas