Cinco investigados a causa de un incendio forestal en Simancas que se cobró casi 20 hectáreas

Zona afectada por el incendio declarado en Simancas causado por los trabajos de desbroce y limpieza de los cinco investigados

El incendio tuvo lugar el 10 de agosto, pero la Guardia Civil investiga ahora a cinco sospechosos. 

El Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil de Valladolid investiga a cinco personas, vecinas de Valladolid, por un delito de incendio forestal registrado el pasado día 10 de agosto en Simancas, según informaron a Europa Press fuentes del Instituto Armado.

 

Según el Informe Técnico de Causas realizado por la Guardia Civil, el punto de inicio fue localizado en una parcela en la que se estaban realizando labores de limpieza y desbroce de hierbas y maleza junto al Monte de Utilidad Pública 'Pinar La Pimpollada', próximo a la Urbanización de 'Entrepinos' de Simancas, cuando una chispa de la maquinaria empleada produjo el fuego que afectó a una superficie de casi 20 hectáreas de pinos piñoneros y pasto seco.

 

Con carácter general la época de peligro alto de incendios forestales abarca los meses de julio, agosto y septiembre, donde las circunstancias meteorológicas incrementan notablemente el peligro de incendios forestales.

 

Cuando trabajaban los ahora investigados, regía una situación de excepcionalidad declarada por la Dirección General de Patrimonio Natural y Política Forestal mediante resolución de 7 de agosto del 2020, por la que se prorrogaba la situación de alerta por riesgo meteorológico de incendios forestales entre los días 8 y 10 de agosto en Castilla y León.

 

En dicha situación, entre otras, estaba prohibido el uso de maquinaria en el monte y sus proximidades cuyo funcionamiento pueda generar chispas, habiendo los investigados hecho caso omiso de esta prohibición con el consiguiente resultado.

 

El equipo del Seprona de Valladolid instruyó atestado que fue remitido al Juzgado de Instrucción número 2 de Valladolid, que lleva la causa.

 

A los investigados se les imputa la comisión de un delito de incendio forestal por imprudencia que lleva aparejada una pena de prisión de entre uno y cinco años de prisión y multa de 12 a 18 meses.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: