Cyl dots mini

Chequeo médico en la vuelta al trabajo de los jugadores del Real Valladolid

Calero saca músculo. REAL VALLADOLID

Menos de un mes después del ascenso, logrado el 16 de junio, los integrantes de la primera plantilla blanquivioleta se han reencontrado hoy para evaluar su estado de forma antes de comenzar la pretemporada.

Los jugadores de la primera plantilla se han reencontrado este viernes 13 de julio para dar los pasos iniciales de la nueva temporada en la máxima categoría del fútbol nacional. Según relatan desde la entidad blanquivioleta, los abrazos y las risas dejaron paso a las diferentes pruebas médicas y físicas que tienen que determinar el estado exacto de los futbolistas antes de que este lunes comiencen los entrenamientos en el Estadio José Zorrilla.

 

Primero fueron las analíticas en el Hospital Campo Grande de Grupo Recoletas y, ya después, la antropometría en las instalaciones blanquivioletas. Las pruebas se completarán con chequeos cardiológicos –también en el Hospital Campo Grande- y con los ya tradicionales reconocimientos médicos en Prevenges.

 

El defensa Kiko Olivas ha inagurado la temporada de declaraciones destacando las ganas de "que empiece a rodar la pelotita" tras unas vacaciones que han servido para "descansar cuerpo y mente, y desconectar"

 

"Ojalá podamos mantener en el tiempo la buena dinámica del final de la pasada campaña. Tenemos que prepararnos bien y pelear por la permanencia con la intención de consolidar al Club en la máxima categoría durante muchos años” concluyó el malagueño.