Charo Chávez reprocha las "faltas de respeto" del PP durante la Comisión de la SVAV

Un momento de la Comisión de la SVAV de noviembre de 2018. E.P.

El órgano se reunirá de nuevo el 13 de diciembre para buscar consensos en las conclusiones.

La Comisión de Investigación de la gestión de la Sociedad Valladolid Alta Velocidad (SVAV) se ha reunido este miércoles para la presentación de las conclusiones preliminares y se ha acordado convocar una nueva sesión el 13 de diciembre en la que se debatirá sobre las conclusiones y se harán gestiones para buscar consensos en algunos puntos, si bien la presidenta de este órgano, Charo Chávez, ha aventurado que será difícil el acuerdo para un dictamen conjunto.

 

Los portavoces de los grupos en la Comisión han expuesto a partir de las 09:00 horas un resumen de sus respectivas conclusiones en una sesión bastante más corta de lo habitual, cuyo final ha coincidido con una rueda de prensa que había convocado el alcalde, Óscar Puente, a las 10:00.

 

La presidenta de la Comisión ha explicado que ese 13 de diciembre se debatirá sobre las conclusiones y se tratará de buscar acuerdos, ya que considera que "lo ideal" sería llevar un documento consensuado al Pleno municipal en el que se tendrá que aprobar el dictamen.

 

La también portavoz del Grupo Municipal de Sí Se Puede ha reconocido que, ante la "diversidad de conclusiones y enfoques", será "difícil" llegar a un consenso, pero cree que hay que "intentarlo".

 

Los grupos han insistido en posiciones que ya habían mostrado en las opiniones reflejadas tras las sesiones de comparecencia o incluso durante los turnos de preguntas, en los que algunos de los miembros recurrían en buena parte a la opinión.

 

El portavoz del Partido Popular, Antonio Martínez Bermejo, ha incidido en situar la mayor carga de responsabilidad de que el soterramiento no haya sido posible en el lado del PSOE, durante el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, cuando estuvo "de espaldas a la crisis", y del actual equipo de Gobierno "tripartito", que lo ha "rematado" y "mandado al cajón de la basura".

 

El edil 'popular' ha considerado que en la Comisión se ha "perdido un año y medio" porque ha acusado a la presidenta de decir "lo mismo que en la sesión de constitución", cuando asegura que afirmó que "la culpa era del Partido Popular y nunca del equipo de Gobierno en el que forma parte".

 

Por otro lado, Martínez Bermejo ha incidido en criticar el funcionamiento "irregular" de la Comisión, así como el papel de la presidenta de la Comisión, de quien ha dicho que "no ha estado a la altura".

 

Chávez ha calificado de "excesivas" las acusaciones del Grupo Popular, al tiempo que ha censurado la "falta de respeto" que cree que han mantenido los miembros del PP en la Comisión, y ha defendido que ha tratado de "dar voz y escuchar todas las opiniones", si bien ha reconocido que su trabajo "no ha sido perfecto", algo que ha vinculado a su inexperiencia pero también a "las dificultades que en todo momento ha planteado el PP".

 

La presidenta de la Comisión ha lamentado que se utilicen espacios como la Comisión de Investigación "una y otra vez para hacer demagogia", y ha recordado que cada partido "puede llegar a las conclusiones que quiera", pero no se puede llegar a "acusar a la Presidencia", algo que, en su opinión, supone "deslegitimar" el trabajo de la Comisión.

 

En todo caso, ha matizado que el resto de los grupos políticos "normalmente han tenido una actuación impecable".

 

"LA CRISIS DILAPIDÓ EL PROYECTO"

 

En cuanto al Grupo Socialista, su portavoz Pedro Herrero ha querido reflexionar sobre la gestión de la SVAV y ha incidido en hablar de varias etapas, desde el "sueño" que surgió en los "años 80", la "oportunidad" a partir de la constitución de la Sociedad en 2002 con "consenso y unanimidad política" y la tercera de la "crisis", la cual ha considerado que "dilapidó" el proyecto "sin entrar en más responsabilidades".

 

Pero ha partir de ese momento ha personificado en la figura del exalcalde del PP, Francisco Javier León de la Riva, en una cuarta fase a la que se ha referido como "fraude" entre 2011 y 2015, ya que ha asegurado que ya se tenía certeza de que el soterramiento era "imposible" pero se firmaron las Comfort Letter para la financiación pese a que el Ayuntamiento "no podía avalar", algo que condujo al exregidor y dos concejales a "la vía penal".

 

Herrero ha incidido en que un "bucle de mentiras" del equipo de Gobierno del PP condujo a la quinta y última etapa, en la que el actual Ejecutivo municipal de PSOE y VTLP ha tenido que "pagar la factura" y "hacer frente" a ello, primero intentando salvar la operación y después con un plan "viable" para la integración ferroviaria al que ha definido como "pájaro en mano", en lugar del "ciento volando" del soterramiento.

 

VTLP

 

El concejal de Urbanismo de Valladolid Toma la Palabra, Manuel Saravia, ha coincidido con el PSOE en que "lo más grave" ha sido en su opinión que el equipo de Gobierno del PP "no dio la cara" entre 2011 y 2015 y, en lugar de ello, firmó una Carta de Conformidad que obligaba económicamente al Ayuntamiento con una deuda que creció "año a año" hasta generar una "situación gravísima". Ante ello, el equipo de Gobierno actual "se enfrentó a los hechos y actuó en consecuencia".

 

En sus conclusiones, VTLP también personifica en León de la Riva, quien cree que llevó a cabo la gestión de tal manera que estuviera a su servicio, con "una campaña publicitaria desmesurada e innecesaria" y sin contrastar el proyecto con otros de Europa para "no enturbiar lo que se quería presentar como la gran obra del alcalde".

 

La portavoz de Sí Se Puede en la Comisión ha añadido que la responsabilidad fue "en gran parte del Partido Popular", ya que fue el partido que gobernó más años en el Ayuntamiento de Valladolid, mientras que ha considerado que la solución adoptada finalmente del proyecto de integración de las vías sin soterramiento fue "impuesta" por el Grupo Fomento.

 

Chávez ha incidido en que el gran proyecto se planteó desde 2003 con un carácter "especulativo" basado en obtener la mayor cantidad posible en la venta de suelo y también sirvió como "argumentación para campañas electorales". Sin embargo, el resultado fue una deuda de 400 millones de euros, de los que 100 habrían correspondido al Ayuntamiento, además de una serie de "irregularidades" que como ha recordado todavía están pendientes de sentencia firme en los tribunales, como el caso de las 'comfort letter'.

 

Mientras tanto, la portavoz de Ciudadanos, Pilar Vicente, ha criticado que "el viejo bipartidismo se ha dado la mano" para, en lugar de presentar unas conclusiones "rigurosas", echarse la culpa mutuamente y "ocultar sus responsabilidades".

 

Vicente ha recordado, no obstante, que el exalcalde León de la Riva tuvo una actitud "negligente" y durante su Gobierno se cometieron "un cúmulo de despropósitos", pero también ha incidido en que durante la Comisión el actual regidor, Óscar Puente, "reconoció que Rodríguez Zapatero fue culpable de la paralización de la variante" y que "un miembro del PSOE fue el que negoció el préstamo". Finalmente, ha aseverado, el ahora alcalde "ha renunciado al soterramiento".