Charlize Theron, al más puro estilo De Niro, se transforma: "Sí, estoy muy gorda ahora mismo"

Charlize Theron

Tal y como le sucedió a Renée Zellweger, que tuvo que ganar peso para encarnar a su taquillera Bridget Jones, Charlize Theron ha tenido que hacer lo mismo para su último proyecto cinematográfico, Tully. "Sí, estoy muy gorda ahora mismo", dijo la actriz sudafricana a la prensa que cubrió la Gala amfAr Inspiration celebrada en Los Ángeles.

La actriz de 41 años, que optó por un vestido holgado de encaje negro y una chaqueta negra para disimular el aumento de peso, habría engordado unos 14 kilos para encarnar a una madre cuyo hermano contrata a una cuidadora después de dar a luz a su tercer hijo. Una comedia en la que comparte cartel con Mackenzie Davis y Ron Livingston, entre otros.

La estrella de Hollywood acudió como reconocida durante esta edición. Theron recibió el Premio Inspiration por su trabajo en la batalla contra esta enfermedad a través de sus proyectos en el continente africano.