Cerca del 95% de los hoteles de Valladolid están cerrados

El sector mientras se prepara para un ERTE que podría afectar a cerca de 3.000 trabajadores en la provincia.

La Asociación de Hoteles de Valladolid ha informado este jueves de que sus asociados tienen los establecimientos cerrados, salvo dos casos, por lo que la totalidad de ellos al igual que otros alojamientos turísticos de la provincia preparan expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) que en conjunto se estima que podrían afectar a unos 3.000 empleados.

 

Asimismo, en declaraciones recogidas por Europa Press, el presidente de la Asociación, Francisco Posada, ha explicado que ya en los primeros días del Estado de Alarma se pusieron a disposición de la Junta de Castilla y León para ofrecer sus instalaciones tanto para alojamiento de personal como para que, en caso "extremo", funcionen como hospitales.

 

Posada ha explicado que en torno al 95 por ciento de los hoteles de Valladolid no están abiertos al público, ya que comenzaron a cerrar sus puertas algunos ya el pasado fin de semana y otros en función de la partida de los clientes que quedaban. Actualmente quedan solo dos abiertos, que tienen clientes de larga estancia.

 

"Bien por responsabilidad o bien por supervivencia nos hemos visto obligados a tener que cerrar", ha incidido Posada, que añadido que ante esta situación los trabajadores están "en sus casas" a la espera de que los hoteles preparen los ERTE que presentarán. En unos casos son hoteles que pertenecen a cadenas, por lo que dependerán de los expedientes nacionales, y en otros se tramitan individualmente.

 

Prácticamente todos ellos lo harán y la Asociación estima que entre los establecimientos amparados por ella y otros alojamientos turísticos, se estima que la situación afectará directamente a unos 3.000 trabajadores en toda la provincia.

 

En todo caso, Posada ha recalcado que esperan tener noticias de las administraciones regionales y locales ante la "urgente necesidad" de que se pongan en marcha medidas económicas para las empresas turísticas, posiblemente "a través de exenciones de impuestos y tasas", debido a que se prevé ya que las medidas de alarma se extenderán durante más de 15 días "y se va a alargar".

 

"El mes de marzo ya se ha perdido, abril se va a perder y el día que vuelva la actividad normal, va a ser un camino muy duro hasta que se vuelva a retomar. Al final una cosa es que se acabe el Estado de Alarma y podamos salir a la calle y otra es que la actividad turística retome los números que debería tener", ha explicado Francisco Posada.

 

Por otra parte, en sintonía con lo que se ha hecho en otras provincias de Castilla y León, el presidente ha recordado que la Asociación de Hoteles de Valladolid "justo cuando empezó el Estado de Alarma" ofreció sus establecimientos a la Junta en caso de necesidad tanto par alojar a personal sanitario como para poderlos utilizar como hospitales "en una situación extrema".

 

Aunque ha matizado que Valladolid actualmente "no es uno de los principales focos de la pandemia" en el país, "ahí está el ofrecimiento".