Cerca de dos centenares de personas acuden a consultas para prevenir el cáncer en las unidades del Consejo Genético de Valladolid

Castilla y León cuenta con tres Unidades de Consejo Genético en Cáncer (UCG), que están ubicadas en las áreas de salud de Burgos, Salamanca y Valladolid. Estos servicios asistenciales reciben casos y familiares de toda Castilla y León y, a lo largo del periodo enero-septiembre de 2017, han registrado un total de 511 primeras consultas.

 

Por tipo de patología, el medio millar de consultas se ha dividido en 158 motivadas por el estudio de posibles casos de cáncer colorrectal y las 353 restantes relacionadas con los cánceres de mama y ovario, según ha indicado la Junta de Castilla y León a través de un comunicado remitido a Europa Press.

 

No obstante, los pacientes atendidos en los primeros nueve meses de 2017 se han originado en todas las provincias castellanoleonesas repartidos en función de su área de salud de procedencia: 17 en Ávila, 84 en Burgos, 49 en León, 37 en Palencia, 60 en Salamanca, 34 en Segovia, 11 en Soria, 197 en Valladolid, 17 en Zamora y 5 que no han sido clasificados.

 

En el 'Programa de consejo genético en cáncer hereditario de Castilla y León' también se pueden realizar estudios a los familiares de los pacientes que participan en el mismo, siempre que los profesionales sanitarios lo consideren necesario. De este modo, en 2017 se han realizado 159 consultas a familiares; 60 en Burgos, 20 en Salamanca y 79 en Valladolid. Estas consultas fueron motivadas en 35 ocasiones por prevención del cáncer colorrectal y en 124 por cáncer de mama y ovario. Estos datos también se desglosan en tabla adjunta.

 

Desde la puesta en marcha del programa en 2003, se han realizado ya un total de 6.591 primeras consultas a pacientes y 2.366 a familiares. El objetivo es mantener la tendencia ascendente de estos catorce años y que la población de Castilla y León se conciencie, cada vez más, sobre la importancia de la prevención en el cuidado de su salud.